30 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

Pajín aboga por la concienciación, el acceso a los medicamentos y la investigación como medidas contra el Sida

Afirma que la inversión española en cooperación para hacer frente a esta pandemia ha sido este año de 100 millones de dólares

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, abogó hoy por la concienciación sobre la utilización de preservativos, el acceso a los medicamentos por parte de los más desfavorecidos, el fortalecimiento de los servicios básicos de salud y la investigación como medidas clave para hacer frente al sida.

Durante la clausura del 'Encuentro Internacional I+D en vacunas del sida. Una contribución clave para el desarrollo global', Pajín manifestó que el factor clave para hacer frente a esta pandemia es la respuesta que se dé ante él, lo cual, dijo, "les corresponde a los países del Norte", pero también a los del Sur.

Así pues, explicó que la "voluntad" para conseguirlo "tiene que ser diversificada" en los citados cuatro puntos porque "cuanto más sumamos, más somos capaces de salir adelante".

En este sentido, indicó que "no seremos capaces de obtener los resultados que nos gustaría si no concienciamos sobre los preservativos", al tiempo que destacó que "no podemos seguir permitiendo que aquellos que más lo necesitan no tengan acceso a la salud básica". "Esta es una línea de trabajo inapelable e irrenunciable", añadió.

Asimismo, Pajín hizo hincapié en que los servicios básicos de salud deben ser fortalecidos para hacerlos "más cercanos a la ciudadanía" y para que todo el mundo tenga acceso a la sanidad.

INVERSIÓN ESPAÑOLA

Por otro lado, destacó la investigación como una de las medidas más importantes en las que debe incidir el gasto público. En este sentido, se refirió al centro de investigación contra la malaria que el Gobierno español financió en Mozambique.

En cuanto a la actuación del Gobierno español en materia de cooperación en la lucha contra el sida, la secretaria de Estado subrayó que este año se han dedicado 100 millones de dólares, "el mismo dinero que los últimos cuatro años juntos", y prometió que seguirá siendo así en los próximos años.

"Los países pobres son caldo de cultivo para la expansión de esta pandemia, que impide el desarrollo de los países. Hay que trabajar en todas estas líneas de actuación a la vez", subrayó Pajín, quien apuntó a la debilidad de la educación o la falta de servicios básicos de salud, entre otros, como principales motivos del aumento de casos de sida, principalmente en África y Asia oriental, donde viven el 95 por ciento de los infectados en todo el mundo.