25 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

El presunto asesino de Tocina (Sevilla) había dicho que mataría a su hijo antes de morir para no dejarlo solo

El alcalde de la localidad hispalense califica los hechos de "asesinato por compasión" tras apuntar una discapacidad psíquica del fallecido "no muy severa"

TOCINA (SEVILLA), 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presunto asesino de Tocina (Sevilla), cuyo hijo discapacitado psíquico de 51 años de edad apareció hoy degollado en el domicilio familiar, ya había comentado que mataría a su hijo antes de morir para no dejarlo solo, ya que su mujer había fallecido hace unos años.

El alcalde de Tocina, Juan de Dios Muñoz, explicó a Europa Press que se trata de una "familia normal", aunque admitió que "hay gente que dice que el padre ya había dicho lo que iba a hacer" porque "estaba viendo que llegaban los últimos días de su vida y no quería que su hijo sufriera".

Así, Muñoz apuntó que la discapacidad del fallecido "no era muy severa", pero calificó los hechos de "asesinato por compasión", dado que insistió en que "no era una familia problemática, en absoluto".

Una vez perpetrado el presunto homicidio --cuyas circunstancias están siendo investigadas en este momento por el Instituto Armado--, el padre se habría intentado autolesionar, por lo que fue trasladado al Hospital Virgen Macarena de Sevilla bajo custodia de la Guardia Civil.

En este sentido, fuentes del referido centro hospitalario informaron a Europa Press de que este hombre, de 79 años de edad, permanece ingresado en el Área de Observación con heridas en cuello y muñeca, aunque se desconoce hasta el momento su estado.