2 de abril de 2020
23 de enero de 2008

Los Príncipes de Asturias inauguran el nuevo edificio del Centro de Biología Molecular 'Severo Ochoa' de Cantoblanco

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los Príncipes de Asturias inauguraron hoy el nuevo edificio del Centro de Biología Molecular 'Severo Ochoa', un centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), situado en el campus de Cantoblanco de la UAM.

Durante el acto, al que asistieron la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, el presidente del CSIC, Carlos Martínez, y el rector de la Autónoma, Ángel Gabilondo, los Príncipes visitaron alguno de los 64 laboratorios de investigación del centro, en los que se trabaja con compuestos radiactivos, virus y agentes infecciosos.

El Príncipe destacó que la creación del Centro de Biología Molecular supuso un "gran acontecimiento para la ciencia española como contribuyente directo durante los tres últimos decenios al progreso científico".

También destacó la "excelente formación" de centenares de investigadores en España. "Sólo así podemos seguir acercándonos en producción científica al puesto de vanguardia que nos corresponde y contribuir a la mejora de la salud y de la calidad de vida de todos", afirmó.

Don Felipe recordó hoy a Severo Ochoa porque le trató siempre "con especial afecto". Destacó además su apoyo "con rigor y prestigio" a la labor de los jurados en los premios Príncipe de Asturias así como en las ocasiones en las que pudo tener contacto con él durante su estancia como estudiante en la universidad.

El edificio hoy inaugurado se configura como una sede propia para el Centro de Biología Molecular, institución ideada y creada por el profesor Severo Ochoa. El centro fue inaugurado en septiembre de 1975 por los Reyes de España.

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, declaró que este centro es "un referente en el ámbito de la biomedicina y la biotecnología por su historia, por su tamaño y por sus resultados" y que está llamado a ocupar "un lugar destacado en el despegue definitivo de nuestro sistema de ciencia y tecnología hacia las cotas más altas de competitividad internacional".

Por su parte, el director del Centro de Biología Molecular, Miguel Ángel Alonso, señaló que la nueva sede es "la mayor muestra de gratitud que se pueda realizar en memoria de Severo Ochoa".