25 de febrero de 2021
18 de febrero de 2021

El salario de las mujeres debería aumentar un 27% para equipararse al de los hombres, según un estudio de CCOO

El sindicato urge al Gobierno a poner en marcha políticas de corresponsabilidad familiar y para un empleo de calidad

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El sueldo de las trabajadoras españolas debería incrementarse un 27% para equipararse al de lo hombres, según recoge un estudio sobre la brecha salarial realizado por CCOO.

Según los datos recogidos por el trabajo, relativos a 2018, el salario medio en España fue de 24.009 euros, lo que supone un incremento de 1,5% respecto del salario medio del año anterior. En el caso de las mujeres percibieron un sueldo medio de 21.012 euros, mientras que los hombres percibieron 26.738.

Estos datos, explica el sindicato suponen un aumento salarial mayor para las mujeres que para los hombres (de un 1,9%), con respecto a 2017, pero aún así, indica CCOO, ellas continúan percibiendo salarios inferiores.

Esta diferencia se produce en todos los tramos de edad con diferente intensidad, con especial incidencia en el tramo de 65 y más años en el cual la diferencia es de 9.530 euros, seguido del tramo de 55 a 59 años donde la diferencia es de 8.263. En estos tramos de edad la brecha se sitúa en el 35% y 49% respectivamente.

De media, la brecha salarial alcanza el 1,27%, es decir, el salario medio de las mujeres debe incrementarse un 27% para equipararse al salario medio de los hombres.

DIFERENTES AVANCES DESDE 2014

El trabajo analiza también los avances realizados en esta materia desde 2014 y que revelan que la brecha ha ido descendiendo de forma gradual a nivel nacional, aunque de forma desigual entre las comunidades autónomas. En algunas, como Navarra o Cantabria, se ha reducido en 12 y 11 puntos porcentuales, respectivamente; y en Asturias --la autonomía con mayores diferencias-- y Canarias, se rebajó cuatro puntos en este periodo.

En cuanto al panorama europeo, el trabajo indica que ningún Estado miembro de la UE ha alcanzado aún la plena igualdad y el progreso es lento. La puntuación media obtenida por toda la Unión es de 68 sobre 100 en el Índice de Igualdad de Género de 2020, realizado por el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE), puntuación que ha mejorado en solo 4 puntos desde 2010 y 0,5 desde 2017.

El sindicato denuncia que la brecha salarial es un problema constante a lo largo del tiempo porque las distintas directivas y acuerdos aprobados por la Comisión Europea y el Consejo no han sido eficaces, en muchos casos por "la desidia de los Gobiernos a la hora de trasponerlas".

Como ejemplo, CCOO señala la directiva de transparencia salarial que, explica, debería haber sido una realidad en 2020 pero que ha sido postergada en numerosas ocasiones o la relacionada con los salarios mínimos europeos y la negociación colectiva, que también debería haber sido aplicada el año pasado. En ambos casos, el sindicato urge a su trasposición.

BARRERAS AÚN PRESENTES

La primera de ellas, indica, permitirá cumplir con la ley que obliga a los estados miembro a aplicar un principio de igualdad de retribución entre trabajadoras y trabajadores; mientras que la segunda requiere que los países promuevan salarios mínimos adecuados, y que fomenten la negociación colectiva.

CCOO recuerda que los salarios medios de las mujeres son inferiores a los de los hombres por igual trabajo o trabajo de igual valor en España, además, precisa, sucede en todas las comunidades autónomas, en el empleo público y en el empleo privado, así como en todas las ocupaciones, en todos los sectores, en todos los tramos de edad y en todos los niveles de cualificación.

A su juicio, la brecha salarial no solo expresa la existencia de diferentes ganancias entre mujeres y hombres sino que también refleja las barreras todavía existentes que impiden la igualdad laboral.

Es por ello que, desde CCOO se pone el punto de mira en lo que considera una "injusticia manifiesta" que "castiga económicamente a las mujeres por estar expuestas a las discriminaciones y barreras de género que persisten". "Les castiga en el presente a salarios menores y a salarios más bajos y les castiga en el futuro a menores prestaciones y pensiones", apunta.

MÁS CONTRATOS TEMPORALES

Por otra parte, CCOO destaca en el estudio que, el 75% de las personas que trabajan con jornada parcial son mujeres. En concreto, en 2018, casi el 58% de los contratos temporales a tiempo parcial realizados fueron a mujeres. Ante esta situación, el sindicato advierte de que "tener empleo no garantiza evitar situaciones de pobreza".

Y es que, entre las personas asalariadas con jornada a tiempo parcial la ganancia de los hombres equivale al 117% de las mujeres, es decir, el salario de las mujeres que tienen jornada a tiempo parcial debería aumentar el 17% para llegar a equipararse al salario masculino, según el estudio.

CCOO recuerda que trabaja por erradicar esta injusticia denunciando los factores causantes, exigiendo al gobierno empleo de calidad, salarios dignos, políticas de igualdad y medidas que impulsen con garantías la implantación de planes de igualdad en las empresas desde la negociación colectiva.

"Para eliminar la brecha salarial, urge combatir las discriminaciones culturales, sociales y laborales que impiden la plena participación laboral de las mujeres", señala CCOO que, además, llama a poner en marcha políticas de corresponsabilidad familiar y de empleo que garanticen la extensión del empleo de calidad.

Contador

Para leer más