4 de abril de 2020
26 de marzo de 2020

Trabajadoras de hogar y cuidados ven un "paso esencial" una ayuda pero piden que no deje a nadie atrás

Trabajadoras de hogar y cuidados ven un "paso esencial" una ayuda pero piden que no deje a nadie atrás
Isabel Calvo. Tiene 48 años y vive en Fuenlabrada, Madrid. Trabaja como auxiliar de asistencia a domicilio dentro del sistema de atención a la dependencia. - OXFAM INTERMÓN - ARCHIVO

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Varias asociaciones de trabajadoras de hogar y cuidados consideran "un paso esencial" la posible aprobación de una ayuda económica para aquellas que se hayan quedado en paro o temporalmente sin empleo como consecuencia del impacto económico y social de la pandemia del coronavirus. Eso sí, han avisado de la importancia de que ese subsidio no deje "atrás" a nadie del colectivo.

El Gobierno está ultimando una ayuda económica para las empleadas del hogar, si bien los detalles (duración, cuantía y fecha de aprobación en el Consejo de Ministros) aún no están cerrados. Al respecto, el diario 'El País' adelantó que esta ayuda extraordinaria duraría un mes y consistiría en un subsidio equivalente al 70% de la base de cotización.

"Si se mantiene este subsidio en los términos en los que se ha anunciado, contiene fuertes limitaciones, mantiene la desigualdad respecto a otros colectivos de trabajadores/as y deja a mucha, mucha, gente atrás", han señalado alrededor de una veintena de asociaciones en un comunicado conjunto.

Este colectivo, que denunció su exclusión de las medidas extraordinarias de protección social aprobadas el pasado 17 de marzo por el Gobierno, ha asegurado que a muchas las están despidiendo, obligando a acudir a sus empleos sin la debida protección para evitar un contagio, e incluso a "trabajar jornadas interminables sin descanso".

Aunque el colectivo ha celebrado que esté encima de la mesa esa ayuda, ha denunciado que las trabajadoras del hogar y de los cuidados siguen "siendo el último eslabón" de la cadena. "Las medidas tímidas son importantes pero no suficientes. Un mes de cobertura, no nos vale. La protección a los colectivos afectados debe mantenerse mientras dure la alerta y, debe garantizarse el respaldo para todas frente a los impactos que todo esto tendrá", han reclamado.

Así pues, han abogado porque la ayuda "tenga la misma duración que para el resto de colectivos" y "no se reincida en la discriminación del colectivo de las trabajadoras de hogar". Lo que piden es que en caso de prolongarse el estado alarma, se amplíe la vigencia de la medida hasta el último día del mes en que finalice el mismo.

Respecto a la posibilidad de que se abone el 70% de la base reguladora, han recordado que en ese sector "no se cotiza por lo que realmente corresponde", bien porque las cuotas a la Seguridad Social no están actualizadas o bien porque "se haya obligado a la trabajadora a firmar un contrato por debajo de sus condiciones reales de jornada y salario para, de este modo, abaratar la cuota que correspondería abonar a la parte empleadora".

"Hemos denunciado reiteradamente las consecuencias negativas de estas prácticas, que no solo suponen un fraude a la tesorería de la Seguridad social, sino que implican recibir prestaciones y jubilaciones por debajo de las que realmente corresponderían", han argumentado.

Sobre la posibilidad de que se reconozca el subsidio solo para aquellas que están dadas de alta en la Seguridad Social, el colectivo ha avisado de "los altos niveles de economía sumergida" así como del elevado número de mujeres migradas en situación administrativa irregular que están empleadas en el sector. "Todas ellas, al menos 200.000 personas según las estadísticas oficiales, las más precarias, van a quedar excluidas de esta medida", han agregado.

Las asociaciones han reivindicado "una mirada integral" y defienden que "se deben habilitar medidas excepcionales también para las familias empleadoras que necesitan cubrir los cuidados de sus mayores y/o personas en situación de dependencia, considerando la suspensión de las cuotas de cotización a la Seguridad social de los empleadores laboralmente activos que se vean afectados por la crisis del COVID-19".

También lo piden para aquellos que se hayan visto obligados a realizar nuevas contrataciones para reforzar los cuidados en época de confinamiento para que así "se eviten sobrecostes que puedan conllevar nuevos despidos o reducción de salarios".

Estas asociaciones también han demandado que se apruebe una moratoria de los alquileres. "No podrá pagar su vivienda quien se quede sin ingresos, pero para aquellas trabajadoras en régimen interno, para las que su puesto de trabajo es a la vez su vivienda habitual, la pérdida del empleo es doblemente dramática", han apuntado, pidiendo que se tenga en cuenta esta circunstancia para "no excluir a nadie".

Contador

Para leer más


Lo más leído