26 de junio de 2019
  • Martes, 25 de Junio
  • 1 de marzo de 2018

    Trabajadores católicos se suman al paro del 8 de marzo por las mujeres que sufren un sistema "contrario al plan de Dios"

    Trabajadores católicos se suman al paro del 8 de marzo por las mujeres que sufren un sistema "contrario al plan de Dios"
    JOC

    MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) y la Juventud Obrera Cristiana (JOC) se suman a los paros laborales convocados para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con el objetivo de dar voz a las mujeres que sufren discriminación por un sistema que definen como "patriarcal, deshumanizador y contrario a los planes de Dios".

    "Junto al resto de compañeras y compañeros de las organizaciones sindicales y feministas nos sumamos a la movilización, especialmente al paro laboral, para visibilizar las discriminaciones que sufren las mujeres trabajadoras en el acceso y en el empleo, y dar voz a tantas mujeres heridas por este sistema patriarcal, deshumanizador y tan contrario a los planes de Dios para la humanidad", subrayan en un comunicado.

    En concreto, denuncian la brecha salarial, las mayores dificultades de las mujeres para reincorporarse al mercado laboral, la pobreza, el techo de cristal y la violencia de género.

    Ante esta situación, la HOAC y la JOC recogen una serie de reivindicaciones con motivo del Día Internacional de la Mujer, como "un cambio del sistema económico y cultural que valore el cuidado y sostenibilidad de la vida, la dignidad de las personas y el bien común".

    Además, reclaman una conciliación familiar "real" que permita "compartir los cuidados y la vida". Para ello, consideran "esencial" desarrollar servicios públicos que atiendan las necesidades de menores y dependientes.

    También exigen a las instituciones y a los responsables políticos el cumplimiento de las leyes por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

    Finalmente, la HOAC y la JOC condenan todo tipo de violencia contra la mujer y piden promover una educación basada en valores de "igualdad, respeto, solidaridad, empoderamiento y complementariedad", en la que "se derrumben cánones impuestos de feminidad y masculinidad que no permiten desarrollarse de manera integral como personas libres".

    Para leer más