20 de octubre de 2020
20 de mayo de 2008

Tres deportistas extremeños consiguen las marcas mínimas para optar a una plaza en los Juegos Paralímpicos de Pekín

MÉRIDA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Los tres deportistas extremeños que buscan hacerse un hueco para participar en los próximos Juegos Paralímpicos de Pekín, que se celebrarán en la capital china entre el 6 y 19 de septiembre, han conseguido las marcas mínimas exigidas para optar a las plazas disponibles.

Según explicó hoy el representante del Comité Paralímpico Español Hugo Fraile, en una rueda de prensa que ofreció en Mérida, Extremadura ha conseguido un "pleno absoluto" en las primeras pruebas preselectivas, "con tres de tres" atletas que podrían participar en esa cita deportiva internacional.

La participación de los tres extremeños, sin embargo, aún depende de los resultados que alcancen los deportistas de otras autonomías, muchos de los cuales todavía están luchando por obtener las marcas mínimas en competiciones nacionales e internacionales.

Los preseleccionados por Extremadura son Loida Zabala, en la disciplina de halterofilia, José María Pámpano, en atletismo, y Enrique Floriano, en natación.

Fraile hizo estas declaraciones en una rueda de prensa que se celebró hoy en Mérida y durante la que estuvo acompañado por el atleta pacense José María Pámpano, y su entrenador Agustín Rubio.

MÍNIMAS "MÁS EXIGENTES"

Durante su intervención, Fraile llamó la atención sobre el "gran esfuerzo" que los atletas paralímpicos tienen que emplear para conseguir una plaza en los juegos de Pekín pues, como dijo, debido a que "cada vez son más" los países que quieren llevar una representación de atletas a esta cita, éstas se han limitado "mucho" y los niveles de exigencia se han incrementado.

A esto, comentó, hay que sumar que se han "recortado" varias pruebas, limitándose las posibilidades de participación de muchos deportistas, cuya presencia en las paralimpiadas estaba ya consolidada.

En este sentido, Agustín Rubio, que lleva entrenando al medallista extremeño Pámpano hace ya 14 años, señaló que estos "recortes" de pruebas han "obligado" a "muchos" deportistas a "abandonar" la idea de participar en Pekín.

Como añadió, "los que van a Pekín son los que tienen opciones de medalla, nadie más. En caso del atletismo, por ejemplo, las mínimas que se exigían equivalen al récord de España".

ESPAÑA, "POTENCIA MUNDIAL"

Respecto a las aspiraciones del Comité Paralímpico Español para la cita de Pekín, Hugo Fraile señaló que la intención es "al menos igualar" los resultados de los pasados Paralímpicos de Atenas 2004, en los que España consiguió 20 medallas de oro, 27 de plata y 24 de bronce. Unos resultados similares, dijo, servirían para que los españoles "confirmen su sitio entre las potencias mundiales" de esta competición.

Los Juegos Paralímpicos de Pekín supondrán "todo un acontecimiento deportivo de élite", durante el que unos 4.000 deportistas de 130 nacionalidades distintas competirán por la más alta distinción. Se prevé que el equipo español que acuda a esta cita esté compuesto por 120 deportistas y otras 100 personas más, entre técnicos y personal auxiliar.

En la cita de Pekín se competirá en 471 disciplinas distintas, agrupadas en 20 deportes, de los que 17 están compartidos con el programa olímpico y tres son exclusivos de los paralímpicos, el boccia, el goalball y el rugby en silla de ruedas.

APOYO A LOS DEPORTISTAS.

Por otro lado, Fraile se refirió también al "creciente" apoyo que los deportistas paralímpicos reciben en España. En este sentido, comentó que, tanto las instituciones públicas como las empresas privadas, han sumado "esfuerzos" para "ayudar" a que los deportistas cuenten con los recursos necesarios para poder entrenar.

Al respecto, se refirió al Plan Ado-Paralímpico, en el que participan 17 empresas, que para esta cita de Pekín ha entregado 7,5 millones de euros en concepto de apoyo económico al equipo español.

Asimismo, hizo referencia al Plan Amigo Paralímpico, un sistema de apadrinamiento, por el que una empresa se compromete a sufragar los gastos de un deportista paralímpico y un programa, comentó, que "funciona muy bien" en varias comunidades españolas, pero que en Extremadura "hay que seguir intentando que se implante".