3 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

Un tribunal paquistaní libera a una mujer detenida durante 14 años sin juicio acusada de blasfemar

LAHORE (PAKISTÁN), 22 Jul. (Reuters/EP) -

Un tribunal paquistaní ordenó la liberación de una mujer mentalmente enferma acusada de blasfemia que permanecía detenida sin juicio desde hace 14 años, según afirmaron este jueves un responsable del tribunal y su abogado.

La Policía arrestó en 1996 a Zaibun Nisa, que ahora cuenta con 55 años, en las afueras de la capital, Islamabad, después de que un clérigo musulmán registrara una queja por haber profanado una copia del Corán. Ha permanecido en la sección penitenciaria de un hospital mental en la ciudad de Lahore, en el este del país, desde hace 14 años y sin juicio porque nadie siguió su caso.

"En el momento de su arresto, se realizó su examen médico, y los doctores certificaron que estaba mentalmente enferma, aunque languidecía en prisión", afirmó su abogado, Aftab Ahmed Bajwa, que llevó su caso ante el Tribunal Superior de Lahore.

El juez principal de este tribunal, Chaudhry Mohamad Sharif, ordenó la liberación inmediata de Nisa, indicó un responsable del tribunal. Bajwa afirmó que el clérigo informó al tribunal que había registrado su queja con la Policía contra "personas desconocidas" y que nunca había acusado a Nisa de blasfemia por su nombre.

"¿Qué tipo de país es éste, donde una persona permanece detenida sin juicio durante 14 años? No puede ser tolerado", aseguró Bajwa. Nisa permanecerá en un refugio para gente sin hogar hasta que se pueda encontrar a su familia, prosiguió.

Los activistas defensores de los Derechos Humanos han pedido durante largo tiempo la retirada de la controvertida ley que castiga la blasfemia, ya que afirman que discrimina a las minorías no musulmanas y que también se emplea para ajustar cuentas personales.

La blasfemia conlleva la pena de muerte en virtud de la legislación paquistaní, aunque esta sentencia nunca se ha ejecutado ya que las condenas suelen ser revertidas por tribunales superiores por falta de pruebas. Sin embargo, sí ha habido incidentes en los que los acusados han terminado muertos a manos de una multitud.

Dos hermanos cristianos acusados de escribir una carta blasfema en contra de Mahoma fueron acribillados el pasado lunes a las afueras de un tribunal de la ciudad de Faisalabad, en el este del país. Aunque varios gobiernos han intentado reformar la ley, no lo han conseguido debido a los grupos radicales islámicos.