3 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

UNICEF denuncia el impacto que tiene el conflicto actual en Sri Lanka sobre los menores

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los niños atrapados por el conflicto en Sri Lanka son los que más estan sufriendo su impacto, según la ONU, que señala que debido a los problemas de acceso a la zona donde continúa el enfrentamiento, no hay cifras fiables del número de afectados aunque esta organización apunta a los 250.000 civiles atrapados.

"Los menores se llevan el impacto de un conflicto que no es el suyo", declaró el portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Sri Lanka, James Elder. "Están siendo asesinados, heridos, están terriblemente traumatizados, y carecen de agua potable y de medicamentos", declaró a la agencia de noticias humanitarias de la ONU, IRIN.

Hasta hace poco, muchos de los niños vivían en búnkeres y trincheras durante semanas, Muchos han visto cómo moría su familia, incluidos sus padres, otros sufrieron heridas horribles, como quemaduras, fracturas, heridas de metralla y de balas, o pérdida de alguno de sus miembros, según Elder.

Además, hay informaciones de niños que son separados de sus familias durante el proceso de examinación del terreno por parte del Gobierno en Kilinochchi y Omanthai, la antigua línea de frente. Las informaciones sugieren que ha habido un número de casos en los que los niños permanecen en un lugar de paso en Vavuniya mientras que sus padres permanecen en otro, además de la cuestión de la continua llegada de menores sin acompañamiento.

De acuerdo con los expertos en salud mental, esto añade un nuevo nivel de trauma para los niños ya que es generalmente la familia la que da el mayor apoyo en el proceso de recuperación. "Si pudiéramos impedir la separación en primer lugar, esto ayudaría mucho", subrayó Elder.

Además, la agencia está trabajando para proporcionar actividades lúdicas y psicosociales en lugares de tránsito para dar a los niños un sentido mayor de normalidad; sin embargo, el acceso de los colaboradores de UNICEF para implementarlo aún es difícil de negociar. "Estos niños necesitan un medioambiente seguro, que es clave para su recuperación a largo plazo", manifestó Elder. "Lo que necesitan es estar con sus familias, para saber que estarán a salvo", añadió.

Este portavoz de UNICEF también enfatizó que una gran parte de la población del Vanni permanece atrapada. "No debemos olvidar que hay miles de niños en el Vanni y tienen que vivir esta pesadilla de forma diaria", aseguró. De acuerdo con las cifras gubernamentales, cerca de 100.000 civiles están atrapados en la zona del Vanni, en el norte del país, mientras la ONU asegura que la cifra se acerca más a los 250.000.