3 de marzo de 2021
19 de enero de 2021

La Universidad Pontificia de Comillas exige una acción "inmediata" ante la "situación de emergencia" en la Cañada Real

La Universidad Pontificia de Comillas exige una acción "inmediata" ante la "situación de emergencia" en la Cañada Real
Imagen de la nevada en la Cañada Real Galiana (Madrid). - EUROPA PRESS

   MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

   La Universidad Pontificia de Comillas ha exigido a las administraciones públicas y a las empresas involucradas una acción "inmediata y eficaz" ante la "situación de emergencia" en la Cañada Real, donde cerca de 4.500 personas, entre ellas, más de 1.800 niños, que viven en los sectores 5 y 6, llevan más de tres meses sin suministro eléctrico.

   "La situación de emergencia exige una reacción inmediata, estable y eficaz, que tenga en su horizonte los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el propósito de no dejar a nadie atrás", subraya la Universidad en un comunicado.

   Según precisa la Pontificia de Comillas, son "muchas las serias consecuencias --algunas irreparables-- que la falta de electricidad, principal fuente de energía en estos hogares, genera y son, por esta razón, numerosos los casos que día a día se conocen de riesgo para la vida y la salud de niños y adultos".

   En concreto, señala que la tormenta Filomena y el anticiclón que le está siguiendo han venido a "agravar las difíciles condiciones de vida" de quienes viven en la Cañada Real de forma añadida a las complicaciones debidas a la pandemia de COVID-19.

   La Universidad Pontificia Comillas, a través del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones, el Instituto Universitario de la Familia, la Cátedra Santander de los Derechos del Niño y la Clínica Jurídica ICADE, considera que "una situación de grave vulneración de derechos como la que están sufriendo los habitantes de la Cañada Real debe recibir respuestas inmediatas y estables".

   Estas respuestas, según precisan, atañen a todos: "las Administraciones Públicas a todos los niveles, estatal, autonómico y local, deben alinearse en la construcción de soluciones que pongan a las personas y su dignidad en el centro".

   Igualmente, hacen un llamamiento a "las empresas más directamente involucradas" que, "previa ordenación y coordinación de las administraciones públicas, superando las importantes limitaciones técnicas que se dan, y garantizando la seguridad de todos, deben contribuir también a solventar esta inadmisible situación"; y a la sociedad civil que "tampoco puede permanecer ajena a este grave problema".

Para leer más