25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 11 de febrero de 2010

    600.000 niños y mujeres somalíes, inmunizados

    600.000 niños y mujeres somalíes, inmunizados
    UNICEF SOMALIA

    NUEVA YORK, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La campaña de vacunación emprendida por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Mogadiscio y que lleva funcionando desde hace tres meses ha inmunizado contra diversas enfermedades en este periodo a unas 300.000 mujeres y en torno a 288.000 niños.

    Los niños fueron vacunados contra polio, sarampión, difteria, tos ferina y tétanos, además de recibir suplementos de vitamina A, bajo una campaña denominada Días de la Salud Infantil.

    El experto sanitario de UNICEF Imran Raza Mirza declaró este miércoles que la realización de esta iniciativa no está siendo fácil "debido a la volatilidad del contexto, donde las condiciones de seguridad cambian cada día". "Nuestros planes de implantación fueron interrumpidos, en ocasiones, por fuertes enfrentamientos", declaró.

    Mirza destacó que uno de los mayores logros de la medida es la implicación de autoridades locales y otros actores sobre el terreno que han ayudado al éxito. Esta cooperación ha permitido que la campaña de vacunación haya llegado a todos los distritos de Mogadiscio, lo que ha supuesto "un gran logro", según el portavoz de UNICEF.

    Uno de cada diez niños somalíes mueren antes de cumplir un año, mientras que uno de cada cinco fallece sin siquiera llegar a los cinco años de edad. Las carencias de servicios básicos y la dificultad de las condiciones de vida se han visto perjudicadas por el conflicto armado y por las dificultades de acceso de las campañas humanitarias en un país que carece de Gobierno central a pleno rendimiento desde 1991, según un comunicado de la ONU.

    "No tenemos instalaciones sanitarias, ni agua ni refugios", declaró Haliam Elmi, una madre que pudo dar a luz en un puesto sanitario instalado con motivo del programa de la OMS y UNICEF. Sin embargo, en la actualidad vive en un campo de desplazados que carece de cualquier tipo de servicio médico. Para Elmi, campañas como ésta de la ONU "es lo que la población necesita".