27 de enero de 2021
23 de noviembre de 2020

La Carrera virtual de ASEAF 'Ni un niño sin familia' cumple en la meta el objetivo de recorrer 21.000 kilómetros

La Carrera virtual de ASEAF 'Ni un niño sin familia' cumple en la meta el objetivo de recorrer 21.000 kilómetros
Participantes en la carrera virtual Aseaf. - ASEAF

   MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Más de 21.000 niños que viven en residencias han participado de forma simbólica, en la carrera virtual de ASEAF que arrancó el día 16 de noviembre y cuya meta se ha alcanzado el sábado a las doce del mediodía, un día y medio antes de concluir la prueba oficialmente, este domingo. Los participantes han cumplido el objetivo de correr 21.000 kilómetros, uno por cada niño que espera una familia de acogida. Esta carrera ha puesto el punto y final de los actos convocados para conmemorar la Declaración universal de los derechos del niño.

   Los corredores han representado con su dorsal a Leire, Ainhoa, Juan, Daniel, Amelia, Unai, niños que se han hecho visibles a través de jóvenes, adultos, padres, madres o hermanos. Todos han dado testimonio de los años, meses y días que los menores de centros llevan esperando una familia que les abra su hogar.

   "Va por Amelia y por todos los niños que necesitan una familia", "Corro por ellos para hacerlos visibles", "No merecen crecer sin el cariño de un hogar" o "Por mi nuevo hijo de acogida", eran algunos de los mensajes que se podían leer en la carrera.

   La presidenta de ASEAF, María Arauz de Robles ha afirmado que la pandemia por el coronavirus ha obligado a esta forma peculiar de unir deporte y solidaridad. "Han sido 21.000 kilómetros, uno por cada niño que podría vivir con unos padres, unos hermanos de acogida porque el ser humano necesita una familia para crecer en plenitud".

   Además ha indicado la necesidad de dar voz a la acogida porque es el tipo de familia más desconocida en España, un país que "es de los más solidarios del mundo, pero cuyos ciudadanos no saben que cerca de ellos hay menores que necesitan criarse en un hogar de acogida".

   "La COVID-19 ha agravado su realidad, por eso hay que actuar, decidirse", cuenta Rocío, madre de acogida, que ha sido la mejor experiencia de su vida y Pablo asegura que hay que cambiar centros por hogares, instituciones por familias.

   Según los últimos datos oficiales de España, dados a conocer hace un año, los menores atendidos en el sistema de protección eran 40.828. De ellos, el 52% (21.283 niños) están en residencias y casi el 48% (19.545) en acogimiento familiar. Estas cifras representan un punto de inflexión porque hasta ese año, sucedía lo contrario, según la organización.