22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • 7 de diciembre de 2010

    Una concentración y cinco minutos de silencio honran en Morón (Sevilla) a la mujer muerta a manos de su cuñado

    MORÓN DE LA FRONTERA (SEVILLA), 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Numerosos vecinos de Morón de la Frontera (Sevilla) se han congregado este martes a las puertas del Ayuntamiento, gobernado por Manuel Morilla (PP), guardando cinco minutos de silencio en memoria de la mujer fallecida el pasado sábado a manos de su cuñado, quien se suicidó tras haber retenido durante varias horas en una vivienda a su propia madre y a una menor de tres años.

    El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Morón de la Frontera, Alfonso Angulo (PP), ha informado a Europa Press de que en torno a las 12,00 horas, "bastantes" vecinos del municipio se han reunido a las puertas del Ayuntamiento, hasta donde han acudido incluso algunos familiares de la víctima. Después de la jornada de luto decretada el pasado domingo, los vecinos de este municipio sevillano han guardado "cinco minutos de silencio, sin la lectura de ningún manifiesto" en memoria de la víctima, pues "no hay palabras" para describir la conmoción que sacude a esta familia y al propio municipio.

    Alfonso Angulo ha manifestado el profundo dolor que sufre la familia de la víctima y ha calificado de "brutal" el crimen, resuelto con la muerte de esta mujer y de su propio verdugo por suicidio. Habría sido en torno a las 16,30 horas de este sábado, cuando el homicida, de alrededor de 47 años de edad, se habría atrincherado en la vivienda de la madre, ubicada en el número 10 de la calle María Auxiliadora, en la que ese momento se encontraban ésta última, la cuñada del homicida y una menor de tres años de edad.

    Una vez se tuvo conocimiento de los hechos, y de que el hombre iba armado, varias dotaciones de la Policía Local y de la Nacional se desplazaron hasta el lugar de los hechos, donde al parecer fueron recibidos a tiros por el homicida. Tras ello, se dio aviso a un experto policial para que ejerciera como 'negociador' ante el hombre atrincherado, y gracias a su intervención se consiguió que a lo largo de la tarde dejara salir del inmueble tanto a su madre como a la menor de tres años de edad.

    El hombre, que según las fuentes consultadas "estaba muy nervioso y fuera de sí", no se avino a dejar salir de la vivienda a su cuñada, y en un momento dado, en torno a las 21,00 horas de la noche, se escucharon dos detonaciones procedentes del interior del inmueble, por lo que los agentes policiales se dispusieron en ese momento a entrar en el lugar de los hechos, donde encontraron los cadáveres de la mujer y del homicida.