7 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Las empresas reunificadoras de deudas "abusan" de los consumidores ante la falta de legislación, según Ausbanc

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las entidades de crédito que ofrecen préstamos a intereses anuales del 29 por ciento, como reunificadoras y empresas de 'créditos rápidos' están "abusando" de los consumidores, y falta en España una legislación que les proteja en caso de insolvencia para pagar las deudas, según aseguró hoy el delegado de la Asociación de Usuarios de Banca (Ausbanc) en Baleares, Carlos Hernández.

En declaraciones a Europa Press, Hernández se refirió a la situación en países como Estados Unidos a raíz de la "crisis de las hipotecas subprime", que ha llevado a "una morosidad en un estado como el de California del 8 por ciento", y a que "algunas personas de ese estado que no pueden pagar quemen sus casas con la esperanza de que las pague el seguro".

Para Hernández, que participó en el foro 'Consumo y Familia' de Consumalia, "permitir que una entidad ofrezca créditos con intereses del 25 por ciento puede llevar a ahogar la economía" de muchos hogares. Según señaló, la morosidad en España está aumentando, y "las familias con menos ingresos son las más endeudadas". En su opinión, "sólo debe acudirse a la la reunificación de deudas en casos muy puntuales y con el asesoramiento de un experto". "Estudios realizados en Estados Unidos concluyen que quienes acuden a la reunificación de deudas vuelven a hacerlo a los tres años", con lo que aumenta su deuda, explicó.

Acudir a la reunificación de deudas "es una de las amenazas más grandes" para las economías de los hogares y puede "aumentar las crisis". "Es necesaria una ley para evitar el sobreendeudamiento; hay gente que no podrá afrontar esta situación". Este experto se refirió a los casos de personas que vieron multiplicadas las deudas que contrajeron con entidades de este tipo a los pocos años, por intereses "usureros". "En muchos casos, la deuda se multiplicó por cuatro o por cinco en poco tiempo por los intereses", afirmó.

Por su parte, el profesor de Derecho Procesal de la UNED, Manuel Díaz, aseguró que "no existen el derecho español procedimientos satisfactorios para defender a los consumidores que se encuentran con problemas para pagar sus deudas". Según dijo, "no existe un procedimiento específico para las deudas de los particulares" en la legislación. Díaz defendió la legislación francesa, que "apoya al deudor" frente a los acreedores cuando les es imposible pagar, con el objetivo de que "las personas puedan verse libres de todas sus deudas y salir a flote".

Según señaló, la legislación española debería "prever una propuesta de liquidación de la deuda para el deudor de buena fe", de forma que "a los pocos años se vea liberado".

CRISIS SIN PRECEDENTES

Para el abogado Gregorio de la Morena, "la crisis actual de liquidez en las entidades financieras no tiene precedentes" y señaló que en "poco tiempo, muchas personas pueden enfrentarse al problema de que la liquidación de su casa no alcance a pagar la deuda que contrajeron para comprarla", ante la bajada de los precios de las casas.

De la Morena criticó que el trato que recibe el consumidor en un concurso de acreedores es similar tanto si ha llegado a la insolvencia de forma fortuita como si es "culpable" de no poder hacer frente a los pagos.

Por su parte, el presidente de la Federación de Consumidores Europeos, Rosendo Ruiz, aseguró que "los inmigrantes van a ser los más afectados por el sobreendeudamiento de las familias", además de que "las entidades bancarias saben que las familias pagan sus deudas más allá de sus posibilidades, por la ayuda que reciben de familia y amigos".

Para Ruiz, "sigue habiendo empresas de créditos que únicamente indican el TAE mensual en su publicidad, sin indicar el anual", ante lo que pidió la "intervención de las autoridades".