7 de agosto de 2020
28 de octubre de 2014

Las familias con hijos gastan cuatro veces más en asistentes del hogar que las personas solteras, según un estudio

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las familias con hijos gastan hasta cuatro veces más en asistentes del hogar que las personas solteras, según se desprende del estudio '¿En qué tarea los españoles demandan más ayuda?', realizado por FamiliaFacil.es y en el que se han analizado los servicios contratados por más de 15.000 familias particulares a nivel nacional en los últimos dos años.

El gasto medio mensual de una familia con hijos con empleados del hogar es de 550 euros por una media de 27 horas semanales. Por su parte, los solteros contratan una media de seis horas semanales, lo que corresponde a un gasto mensual de 150 euros de promedio.

Del análisis también se desprende que tanto las familias como las personas solteras prefieren todavía profesionales de sexo femenino a la hora de contratar servicio doméstico. Asimismo, la contratación de una empleada doméstica continúa siendo el servicio más demandado por los hogares españoles debido, principalmente, a las dificultades que conlleva la conciliación de la vida laboral y familiar.

En cuanto al perfil que buscan las familias, suelen ser mujeres latinoamericanas de mediana edad con estudios básicos, mientras que los solteros optan más por una persona más joven, de entre 30 y 40 años.

Las familias con hijos demandan, en segundo lugar, personal especializado que cuide de los niños. El gasto medio de las familias con hijos en un 'canguro' en 421 euros mensuales por unas 66 horas mensuales de promedio. Por otra parte, en el estudio también se recoge que las mujeres españolas de entre 21 y 32 años con estudios de bachillerato o FP, suele ser el perfil más demandado para desempeñar estas tareas.

Por su parte, los hombres y mujeres solteros suelen demandar, una vez que tienen empleada del hogar, personal especializado en el cuidado de mayores. El gasto medio de los hombres solteros en este servicio ronda los 742 euros mensuales por 160 horas semanales mientras que la media de las mujeres se sitúa en 720 euros por 150 horas semanales.

En cuanto al perfil del profesional, los hombres suelen decantarse por mujeres de entre 32 y 50 años mientras que las mujeres prefieren cuidadoras mayores de 40 años. Lo que demandan ambos colectivos es que posean estudios especializados en geriatría.