21 de julio de 2019
  • Sábado, 20 de Julio
  • Viernes, 19 de Julio
  • 30 de enero de 2019

    La Fundación Junior Achievement apuesta por la educación emprendedora para impulsar la empleabilidad de los jóvenes

    La Fundación Junior Achievement apuesta por la educación emprendedora para impulsar la empleabilidad de los jóvenes
    FUNDACIÓN JUNIOR ACHIEVEMENT

    MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Fundación Junior Achievement acaba de cumplir su 100 Aniversario como organización internacional sin ánimo de lucro dedicada a promover la formación emprendedora, la educación financiera y la preparación para el mercado laboral.

    El objetivo principal de la fundación pasa por potenciar el talento e inspirar a los jóvenes, despertando su espíritu emprendedor, con el objetivo de que sean capaces de marcarse sus propios objetivos y conseguirlos. Para ello, la Fundación, que actualmente está presente en más de 120 países, destaca que ofrece programas de formación de los que se benefician más de 11 millones de jóvenes anualmente.

    Como parte de las acciones que la Fundación lleva a cabo durante este año de celebración de su centenario, Junior Achievement celebró este 29 de enero un evento en Fundación Telefónica, en Madrid, que fue inaugurado por la CEO de Fundación Telefónica Carmen Morenés y el presidente de Junior Achievement España, Alberto Placencia.

    Durante el acto se llevó a cabo una mesa redonda en la que se abordó el trabajo que realiza la Fundación a nivel internacional, en la que participaron miembros de la Fundación a nivel nacional y mundial, y que moderó el presidente de Junior Achievement Worldwide, el empresario de origen indio y afincado en EEUU, Asheesh Advani, quien afirmó que "para cambiar el mundo es necesario educar a los jóvenes".

    "Educando solo al 10% conseguiremos transformar la sociedad entera. Nuestro objetivo de futuro es continuar nuestra misión: inspirar a los jóvenes, impulsar su talento y ayudarles a construir su futuro", indicó.

    El acto fue moderado por la directora de la Fundación en España, Blanca Narváez, que defendió que "la educación es realmente poderosa". "Los jóvenes aprenden con los programas de Junior Achievement y esto les permite tomar acción sobre los problemas de la sociedad y cambiar el mundo", añadió.

    Además, dos equipos de jóvenes emprendedores, participantes en ediciones anteriores en el programa 'Miniempresas' de la Fundación Junior Achievement -I-Socks y No More- presentaron sus proyectos a los asistentes, como una muestra del impacto real que los programas de la Fundación tienen en los jóvenes.

    La Fundación Junior Achievement comenzó su actividad en España en el año 2001. Desde entonces desarrolla su actividad en colaboración con centros educativos, organizaciones empresariales y gobiernos, proporcionando a los jóvenes experiencias formativas con actividades reales que les ayuden a construir su futuro.

    Durante el curso escolar 2017/2018, Junior Achievement España ha impartido un total de 2.912 programas, beneficiado a 35.614 alumnos de 486 centros educativos de todas las Comunidades Autónomas gracias a la colaboración de 2.288 voluntarios.

    "APRENDER HACIENDO"

    La Fundación Junior Achievement destaca que su metodología "aprender haciendo" permite a los alumnos convertirse en protagonistas de su aprendizaje, poniendo en práctica todo lo abordado en el aula, con experiencias reales que les permitan adquirir conocimientos, desarrollar destrezas, construir habilidades y reconocerse capaces de alcanzar las cotas que ellos se marquen.

    Así, considera esencial que los jóvenes desarrollen aquellas habilidades que no se abordan en la enseñanza reglada pero que son tan importantes como los contenidos técnicos, como recoge en su Estudio de impacto.

    Según muestra la evidencia científica recogida en este estudio de evaluación, estas habilidades influyen positivamente en el desarrollo de los jóvenes, trabajando la motivación y mejorando sus resultados educativos, y por tanto, su bienestar futuro.

    Añade además que, gracias a la potenciación de estas aptitudes, los jóvenes tienen menos miedo al fracaso y demuestran una mayor actitud emprendedora y proactiva, lo que a largo plazo permite que consigan sus objetivos personales y profesionales. Así, entre otros datos, logran reducir por ejemplo en un 30% las ausencias injustificadas a clase y elevan en un 31% su espíritu emprendedor.

    Para leer más