7 de junio de 2020
4 de abril de 2020

Juegos de mesa, recetas, ejercicio o lectura en familia, actividades para que los niños "desconecten" en Semana Santa

Juegos de mesa, recetas, ejercicio o lectura en familia, actividades para que los niños "desconecten" en Semana Santa
Colegio, aula, primaria, infantil, clase, niño, niña, niños, jugando, jugar, juegos, estudiando - EUROPA PRESS - ARCHIVO

  El coronavirus en España y en el mundo, en directo 

 MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Padres, madres y expertos en pedagogía y psicología han defendido que en Semana Santa los niños hagan un cambio en la rutina que están siguiendo hasta ahora en sus casas debido al confinamiento por el coronavirus, incluyendo distintas actividades que lleven a pasar más tiempo en familia.

   Entre las actividades propuestas, destacan los juegos de mesa; pasar tiempo en la cocina haciendo recetas especiales; hacer ejercicio; elegir música y escucharla en familia; o hacer una lectura conjunta.

   "Tienen que hacer un poco más de vida familiar y que no estén pegados a las nuevas tecnologías y a los teléfonos", ha señalado a Europa Press el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), Pedro José Caballero.

   A su juicio, el objetivo durante estos días de Semana Santa, en una situación "muy complicada", es "desconectar" de la rutina de deberes e internet y "compartir un poco más el espacio de relax con la familia". Así, ha recomendado un poco de lectura entre todos; juegos en familia; o juegos de mesa como el parchís o el ajedrez.

   Algunos colegios, según ha asegurado Caballero, han comunicado a las familias que, en principio, "van a desconectar totalmente" para que haya "un poco de tranquilidad" en las casas. "Los medios telemáticos han desbordado a los niños y las familias tienen que desconectar y la gran mayoría va a desconectar", ha sentenciado.

   En la misma línea, el portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (CEAPA), Camilo Jené, ha resaltado que, aunque el confinamiento siga, hay que "cambiar las rutinas" durante las vacaciones de Semana Santa, ya que tanto niños como profesores están de vacaciones y "tienen que descansar".

   En su opinión, aunque hay "múltiples opciones" con las que pasar el tiempo durante estos días, "la más importante es disfrutar en familia". En concreto, ha aconsejado comunicarse con familiares por teléfono, intentar desconectarse de internet, jugar a juegos de mesa familiares, hacer ejercicio, cocinar o ayudar en las tareas de la casa.

   "Muchos de los que tienen acceso a internet están pegados y hay que intentar cambiar las rutinas. Lo primero es la salud mental y los niños, aunque estén entre cuatro paredes, tienen que desarrollar su imaginación y creatividad", ha manifestado Caballero, quien ha apostado por "pensar que esto se va a acabar y tomar las cosas con optimismo".

CAMBIAR RUTINAS PERO CON UN HORARIO "QUE CENTRE AL NIÑO"

   Igualmente, la responsable de Comunicación de la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (COFAPA), Rosa Belda, ha subrayado que hay que "cambiar las rutinas" durante estas vacaciones y enfocarlas con "más juegos" y "más tiempo para compartir en familia".

   No obstante, ha defendido que hay que "mantener la misma tónica" que hasta ahora, manteniendo un horario que "centre al niño" porque, en su opinión, "es muy difícil mantenerlos a su libre albedrío".

   "Ellos notar que es Semana Santa tampoco creo que lo vayan a notar mucho porque es una continuación de una situación, pero nuestra idea es inclinarnos un poco más a actividades más lúdicas. Nos tenemos que quedar en casa porque esta situación es así y hay que hacer un esfuerzo", ha lamentado Belda.

   Por su parte, el académico de número de la Academia de Psicología de España Javier Urra ha trasladado a los padres e hijos que "esto va para largo" y que "marcar una fecha es agotador". "Lo primero es asumir la realidad, esto va para largo, esto lo primero que hay que decir. Macar una fecha es agotador porque estás fijando tu atención y se hace larguísimo", ha precisado a Europa Press.

   En Semana Santa, el psicólogo ha sugerido preparar una comida especial, con toda la familia en la cocina y "hacer de eso una pequeña fiesta"; o buscar en Google o en una enciclopedia algún lugar para visitarlos virtualmente. "Todo este tipo de cosas podemos crearlas, estar en un espacio pequeño no quiere decir que nos aburramos", ha afirmado.

   En este punto, ha añadido que "cualquier día no es igual que otro" por lo que "la actitud tiene que ser distinta". Así, ha subrayado que en estos días festivos los padres pueden ser "un poco más flexibles", sobre todo con los adolescentes "que les gusta estar en la calle, con los amigos y con más espacio".

   Otra de las actividades propuestas por el experto ha sido que todos los miembros de la familia se reúnan y que cada uno ponga tres canciones "que les parezcan maravillosas". "Ahora el tiempo parece que se ha parado y para que no sea así hay que organizarse para estar activos por el día y poder conciliar el sueño por la noche", ha indicado.

   Asimismo, Urra ha pedido a los ciudadanos que no estén "todo el día delante del televisor escuchando una noticia devastadora" porque pueden "entrar en bucle". "Hay que llenarse de contenido, no estresados, sino darle la vuelta al calcetín. Las circunstancias horrorosas nos obligan a sacar cosas positivas", ha sentenciado.

CAMBIO DE ROLES DURANTE LAS VACACIONES

   La directora de Activa Psicología y Formación, Natalia Ortega, también ha incidido en la importancia de que padres e hijos "jueguen y cocinen juntos" en Semana Santa y que los padres, al igual que los niños, "intenten tener una desconexión y hagan actividades de manera más conjunta a nivel familiar".

   "Que se cambien un poco los roles, que los niños aprendan más a cocinar", ha aconsejado la psicóloga, al tiempo que ha señalado que, durante las vacaciones, los padres tienen que ser "un poco más laxos" en cuanto a los horarios de acostarse y levantarse, "pero sin pasarse".

   En este punto, ha explicado que es "muy importante" que los niños "mantengan un poco la rutina" pero "liberando un poco la carga online" que les están poniendo desde los colegios. "Es importante que noten la diferencia y que haya un poco de parón razonable, como si lo hubiese habido si estuvieran en el cole", ha dicho.

   Precisamente, Ortega ha destacado que es "muy importante que se mantengan un poco los horarios" porque "está costando adaptarse" a la situación de confinamiento. "Cada vez los niños están con más picos de ansiedad, hay niños que incluso están pidiendo ya ir al cole. Que no se pierdan esas rutinas esta semana porque si no les desestabilizamos", ha afirmado.

UNA SEMANA SANTA PARA HACER ALGO DIFERENTE

   Durante esta Semana Santa de confinamiento en casa, padres y madres aprovecharán para hacer algo diferente con sus hijos. "Benditas vacaciones para poder hacer lo que queramos: deporte, cocina, juegos, leer, lo que sea sin ser una obligación", ha subrayado Elena, madre de María, de 14 años, que durante la cuarentena lleva el "horario normal" del colegio más el tiempo de estudio y de trabajo.

   "Veo necesario para ella y para nosotros que hagan ese tiempo de vacaciones, aunque le han mandado deberes", ha manifestado Elena, que tiene otros cuatro hijos: Elena y Javier, que continúan con sus estudios universitarios desde casa; y Borja y Yago, que pueden teletrabajar.

   Juanma y Marta, padres de Daniel, de 6 años, explican a Europa Press que en Semana Santa, su hijo leerá libros y repasará los temas que lleve "más flojos" pero también descansará y harán actividades en familia propias de la época, como "hacer torrijas" o "ver las procesiones del año pasado".

   Según precisa su madre, en el colegio le encargarán que prepare una exposición para que a la vuelta cuente lo que ha hecho en Semana Santa. "Veremos procesiones del año pasado, haremos torrijas y visitaremos las iglesias por Internet", ha señalado.

   Juanjo y Cristina, padres de Itzíar, de 8 años, también modificarán su rutina esta Semana Santa. "Itzi quiere pasear la imagen de Jesús por casa como si fuera en procesión, montaremos cuevas con sábanas, mantas y edredones como si nos fuéramos de camping y haremos repostería típica de estas fechas", ha comentado Juanjo.

Para leer más