21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 30 de mayo de 2018

    Más de mil millones de niños viven en países pobres, según Save The Children

    Más de mil millones de niños viven en países pobres, según Save The Children
    SAVE THE CHILDREN

    MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

    España vuelve a ocupar el puesto 14 junto a Francia en el ranking que evalúa los mejores y peores países para la infancia del 'Informe mundial sobre la infancia 2018: Infancias robadas' de Save The Children.

    En total, la ONG ha analizado 175 Estados en función del impacto de distintos factores que impiden a los niños y niñas disfrutar de su infancia como problemas de salud, desnutrición, exclusión de la educación, trabajo infantil, matrimonio precoz, embarazo adolescente y violencia extrema.

    Encabezando el ranking se encuentran Singapur y Eslovenia, que comparten el primer lugar, mientras que Noruega, Suecia y Finlandia completan las cinco posiciones más altas, es decir, donde menos peligros hay para los niños. España se sitúa en el puesto 14 un año más junto a Francia, por debajo de países como Italia, Portugal, Chipre o Alemania, y por encima de Bélgica, Australia y Suiza.

    "Es necesario que el Gobierno haga una mayor inversión en infancia si queremos que España mejore su situación, especialmente en el ámbito de la violencia, los matrimonios tempranos y los embarazos adolescentes", explica el director general de Save the Children, Andrés Conde.

    Según indica la ONG, en España ocho de cada mil adolescentes dan a luz cada año, y una de cada dos denuncias por abusos sexuales son de menores de edad. En concreto, el informe revela que España está entre los cinco países europeos donde más de una de cada diez mujeres han sido víctimas de violencia sexual antes de los 15 años por parte de un adulto, al menos una vez --junto a Francia, Luxemburgo, Reino Unido y Países Bajos--.

    Por ello, Conde urge a aprobar una ley que proteja a los niños que viven en España de todos los tipos de violencia, entre ellos los malos tratos, el abuso sexual, la violencia machista o el acoso escolar.

    La organización también pide una asignatura reglada de educación sexual en todos los niveles educativos que promueva "relaciones afectivas y sexuales igualitarias y seguras", así como la formación de profesionales que trabajen con menores para que puedan detectar y prevenir situaciones de violencia.

    LOS PAÍSES AFRICANOS, A LA COLA

    A nivel internacional, el informe de Save The Children pone de manifiesto que ocho de los diez últimos países están en África Occidental y Central, y Níger figura último en la clasificación por segundo año consecutivo.

    Así, la ONG precisa que aunque se han producido avances en muchas regiones del mundo, incluso en África Occidental y Central, "estos no se producen a un ritmo suficientemente rápido". En concreto, apuntan que un dato "preocupante" es que "en muchos países la brecha entre sectores ricos y sectores en situación de pobreza sigue aumentando".

    La presidenta de la organización internacional, Helle Thorning, recuerda que si no se adoptan medidas urgentes, no se cumplirán las promesas expresadas hace tres años por todos los países en las Naciones Unidas de asegurar en 2030 el derecho de todos los niños y las niñas a sobrevivir, aprender y estar protegidos.

    Aunque en 95 de los países clasificados la situación ha mejorado durante el último año, la organización advierte de que las condiciones empeoraron en aproximadamente 40, según el Índice de Peligros para la Infancia.

    MIL MILLONES DE NIÑOS EN PAÍSES POBRES

    Por otra parte, el informe de Save The Children pone de relieve algunos datos como que más de 1.000 millones de niños y niñas viven en países asolados por la pobreza; 240 millones, en países afectados por conflictos; y más de 575 millones de niñas, en países donde hay graves problemas de discriminación de género.

    También señala que casi 153 millones de niños y niñas viven en 20 países afectados por las tres amenazas, como Sudán del Sur, Somalia, Yemen y Afganistán. Según puntualiza la ONG, la desnutrición, las enfermedades y la atención de la salud inadecuada son la causa de la muerte de niños y niñas en zonas de guerra en una proporción más de 20 veces mayor a la de la violencia vinculada con los conflictos.

    Además, la organización alerta de que la incidencia del trabajo infantil en los países afectados por conflictos armados es un 77 por ciento mayor que la media mundial; y añade que el conflicto también provoca que las niñas sean más vulnerables al matrimonio precoz. En este sentido, apunta que las niñas de los sectores más pobres tienen cerca de tres veces más partos que aquellas de los sectores más ricos.

    Atendiendo a Asia Oriental y el Pacífico, de los datos del informe se desprende que el 76 por ciento de los países consiguieron progresar, aunque Filipinas experimentó un retroceso debido a niveles más altos de malnutrición que provocan retraso del crecimiento.

    En este contexto, Save the Children insta a los gobiernos a tomar medidas "para que ningún niño o niña muera por causas evitables o tratables ni sufra violencia extrema, o se vea privado de un futuro debido a la desnutrición, el matrimonio precoz o forzado, embarazo precoz o trabajo forzado; y para que todos tengan acceso a una educación de calidad".

    Para leer más