22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 23 de enero de 2018

    Los niños españoles aportaron 2,7 millones de euros a la infancia necesitada de África, América, Asia y Oceanía en 2017

    Los niños españoles aportaron 2,7 millones de euros a la infancia necesitada de África, América, Asia y Oceanía en 2017
    EUROPA PRESS

    MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los niños españoles aportaron un total de 2.764.424,95 euros a los niños necesitados de África, América, Asia y Oceanía en 2017, según ha anunciado el director nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP), Anastasio Gil, con motivo de la celebración de la Jornada de Infancia Misionera bajo el lema 'Atrévete a ser misionero', este domingo 28 de enero, y que este año cumple su 175 aniversario.

    En este sentido, Anastasio Gil ha explicado que el dinero enviado por los niños españoles ha servido para atender 491 proyectos (315 en África, 164 en Asia, nueve en América, y dos en Oceanía) en 36 países beneficiados, gracias a los que se ha atendido a 570.000 niños.

    Los proyectos se centran en la protección de la vida y la salud, la educación y en la formación cristiana. Algunos de los ejemplos de esta ayuda son los 5.000 dólares (4.082,57 euros) que han ido a parar a la Diócesis de Bridgetown (Barbados) para la mejora del equipamiento escolar de un centro de primaria, del que se benefician 970 niños.

    Asimismo, otros 7.000 dólares (5.716,34 euros) se han invertido en comida de medio día para 112 guarderías con 1.500 niños de la Diócesis de Neyyattinkara (India); y a la Diócesis de Bubanza (Burundi) han llegado 4.000 dólares (3.266,30 euros), destinados a la compra de cabras, semillas y material para la siempre de huertos de un orfanato, un proyecto del que se beneficiarán 100 niños.

    De esta forma, España aportó el 16,32% del dinero recaudado por el Fondo Universal de Solidaridad de la Obra de Infancia Misionera en 2017, que el pasado año envió un total de 16.941.176,76 euros para sostener 2.858 proyectos de ayuda a la infancia en territorios de misión.

    Así, un 48% se destinó a proyectos relacionados con la Educación (construcción de escuelas y guarderías, becas, material, formación agrícola y ganadera), un 29% a la Evangelización (Catequesis, Comunión, campamentos de verano, promoción de grupos de Infancia Misionera), y el 23% restante a proyectos de salud y vida (ayudas a orfanatos y comedores, hospitales, medicamentos).

    Por regiones, África recibió más de 10 millones de euros para un total de 1.552 proyectos; Asia, más de 5,8 millones de euros para 1.161 proyectos; América, más de 620.000 euros para apoyar a 99 proyectos; Oceanía, más de 225.000 euros destinados a 31 iniciativas; y Europa, más de 65.000 euros, para 15 proyectos. A estas cifras, según indica la OMP, hay que añadir un total de 127.283,13 euros de ayudas especiales.

    AARÓN FERNÁNDEZ, NIÑO MISIONERO EN MÉXICO

    La presentación de la Jornada de Infancia Misionera, impulsada por el Papa, ha contado con la presencia de Aarón Fernández, de 14 años, que ha compartido su experiencia como niño misionero en México, y con el misionero murciano y obispo de Gurúe (Mozambique), monseñor Francisco Lerma, quien también ha dado su testimonio.

    Aarón es el mayor de cinco hermanos y estudia 3º de ESO en la localidad de Priego (Cuenca). Según ha relatado el joven, tuvo una experiencia de Misión en México durante dos años y ocho meses. "Alguna gente nos apoyaba y nos decía que mucho ánimo, y luego había otra gente que nos decía que se nos había ido la pinza", ha indicado Aarón, que llegó a Latinoamérica con 9 años.

    "Yo oía todo eso y decía: 'Jolín, a ver si van a llevar razón'. Tenía ese miedo de no saber a dónde íbamos, cómo iba a ser", ha destacado el joven, para después añadir, llevando a cabo otros proyectos, "se llegó a la conclusión de que había que trabajar con los niños", de modo que se llevaron a cabo varias iniciativas.

    En este punto, ha destacado que "unos pocos niños y niñas" formaron un equipo misionero para trabajar desde dentro de la comunidad. "Yo llevaba un grupo de Catequesis y salíamos a los campos de cultivo, donde había gente en condiciones no muy buenas. Íbamos, compartíamos la Palabra, hablábamos... era un rato de compartir", ha destacado.

    En relación con el regreso a España, Aarón ha asegurado que le "chocó mucho la diferencia" en la que se vive la fe en un sitio y en otro. "Entonces se da cuenta uno de que la labor de Misión no sólo se realiza en el extranjero, sino que se puede hacer Misión en el grupo del instituto, con los amigos, apoyando en la Catequesis, en casa", ha defendido.

    Por su parte, el obispo de Gurúe (Mozambique), monseñor Francisco Lerma, (Murcia, 1944) llegó a África con 27 años. "Yo no soy un obispo misionero, sino que soy un misionero obispo", ha asegurado el religioso, quien ha indicado que ya en la década de los años 50 los niños como él donaban "una perra chica" para la hucha que recaudaba fondos para las Misiones.

    A su juicio, la Infancia Misionera, tanto en España como en Mozambique, debe educar a las familias en la fe y amarse entre ellos, para después dejar paso a la "generosidad". "Sin fe y sin amor, la parte económica no tiene sentido para nosotros", ha destacado monseñor Francisco Lerma.

    Finalmente, el director nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP), Anastasio Gil, ha indicado que el próximo sábado 27 de enero se celebrará la entrega de premios del Concurso de Cómics en el centro Micrópolix de San Sebastián de los Reyes (Madrid).

    Para leer más