6 de julio de 2020
28 de mayo de 2020

El número de niños pobres aumentará en 86 millones a final de año por la pandemia, según Save the Children y UNICEF

El número de niños pobres aumentará en 86 millones a final de año por la pandemia, según Save the Children y UNICEF
Niño en Benín, África - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Save the Children y UNICEF estiman que a finales de 2020 habrá 672 millones de niños y niñas en situación de pobreza en el mundo, 86 millones más (lo que supone un incremento del 15% con respecto a la situación actual) debido a la pandemia del coronavirus Covid-19, si no se toman medidas urgentes para proteger a las familias en situación de vulnerabilidad.

Según un análisis publicado este jueves 28 de mayo por ambas ONG, cerca de dos terceras partes de esos menores que estarán en situación de pobreza a finales de año viven en África subsahariana y Asia meridional.

Por otro lado, indica que el aumento más considerable, de hasta un 44%, podría registrarse en los países de Europa y Asia central, mientras que en América Latina y el Caribe podría producirse un aumento del 22%.

"La pandemia del coronavirus ha desencadenado una crisis socioeconómica sin precedentes que está agotando los recursos de las familias de todo el mundo", ha afirmado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Según ha precisado, "el alcance y la profundidad de las dificultades económicas que están afrontando los hogares podrían revertir años de avances en la reducción de la pobreza infantil y privar a la infancia de los servicios esenciales".

Por ello, ha avisado de que "sin una acción coordinada, las familias a las que ya les cuesta salir adelante podrían caer en la pobreza y las más pobres podrían enfrentarse a niveles de escasez que no se han visto en décadas".

Save the Children y UNICEF advierten de que la repercusión de la crisis económica mundial provocada por la pandemia y derivada de las políticas de contención provocará "la pérdida inmediata de los ingresos".

Esto hará que las familias tengan "más dificultades para obtener productos básicos como agua y comida, que se reduzcan sus probabilidades de acceder a atención médica o a la educación, y que estén más expuestas al peligro del matrimonio infantil, la violencia, la explotación y el abuso", según añaden.

Por otro lado, señalan que, para las familias más pobres, la falta de acceso a los servicios sociales o a medidas públicas de apoyo limitarán aún más su capacidad para cumplir con el distanciamiento social u otras medidas de contención y, como consecuencia, aumentará su exposición al contagio.

"Las terribles repercusiones de la Covid sobre la pobreza afectarán más duramente a los niños y niñas, que son altamente vulnerables incluso a periodos breves de hambre y desnutrición", ha asegurado la directora general de Save the Children Internacional, Inger Ashing.

En todo caso, ha puntualizado que si se actúa "con prontitud y firmeza" se podrán "prevenir y contener los riesgos". En concreto, Save the Children y UNICEF instan a "ampliar rápidamente y a gran escala" sistemas y programas de protección social, tales como transferencias en efectivo, comedores escolares y prestaciones por hijo a cargo.

También piden a los gobiernos que inviertan en materia de protección social, políticas fiscales, empleo y mercado laboral, y que amplíen el acceso universal a asistencia sanitaria de calidad e inviertan en políticas como los permisos de paternidad y maternidad retribuidos.