3 de julio de 2020
29 de mayo de 2020

ONG de infancia celebran el ingreso mínimo vital pero advierten de que hay familias que "se han quedado fuera"

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Save The Children y la Plataforma de Infancia han celebrado que este viernes el Consejo de Ministros haya aprobado el ingreso mínimo vital, aunque han advertido de que hay familias a las que no les llegará esta ayuda, como los hijos de personas inmigrantes en situación irregular.

"Se va a seguir dejando fuera a hogares en situación de pobreza. Nos preocupa que se deje a familias sin percibir este ingreso mínimo vital", ha señalado a Europa Press la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save The Children, Catalina Perazzo.

El ingreso mínimo vital supondrá una ayuda económica directa a las familias cuya cuantía dependerá del número de miembros de cada hogar, ya que se analizarán las rentas de cada familia en conjunto.

Así, se fijará un mínimo por familia y el ingreso servirá para complementar la diferencia a través de 12 pagas entre 461 y hasta 1.015 euros para las familias más numerosas y con hijos a cargo. Si el titular de la ayuda no está ocupado tendrá que inscribirse como demandante de empleo.

Esta nueva ayuda podrá solicitarse a partir del 15 de junio y el Gobierno pretende que se abone ya a finales de mes a unas 100.000 familias.

"Hemos visto un gran acierto el complementar la medida con la vulnerabilidad de las familias monoparentales, que recibirán 100 euros más y que sufren unas tasas de pobreza muy altas", ha subrayado Perazzo.

Save The Children, según ha apuntado Perazzo, estará "pendiente" del umbral de esta nueva medida y de cómo esta cuantía puede cubrir el coste de la crianza de un niño "de una manera adecuada". "Pedíamos una medida puente de emergencia, con efectos retroactivos, porque veíamos que las familias más pobres eran las monoparentales", ha precisado.

Para la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia, el ingreso mínimo vital es "muy necesario" y va a tener "un gran impacto a medio largo plazo". En este punto, ha añadido que la crisis del coronavirus "ha acelerado" la puesta en marcha de una medida "muy necesaria".

"Habrá que ir viendo cómo es el alcance, la implementación y la puesta en marcha", ha apuntado Perazzo, destacando que una característica común de los hogares monoparentales y los de origen extranjero "es que no tenían capacidad de hacer frente a gastos imprevistos", por lo que esta crisis "ha puesto en evidencia algo que ya ocurría".

Aunque ha lamentado que a las ONG de infancia les "hubiese gustado estar un poco más presentes" en la toma de decisiones de la nueva medida, ha reconocido que "sin duda" ha habido expertos "muy solventes" en su diseño porque tiene "ese enfoque de infancia" al ponerse como un objetivo la lucha contra la pobreza infantil.

"UN GRAN IMPACTO" EN LA REDUCCIÓN DE LA POBREZA INFANTIL

Por su parte, la Plataforma de Infancia considera que la aprobación del ingreso mínimo vital podría tener "un gran impacto" en la reducción de la pobreza infantil, ya que, según lo anunciado por el Gobierno, podrían llegar a beneficiarse 2,3 millones de personas, un 30 por ciento menores de edad, y 850.000 hogares en riesgo de pobreza, de los cuales un 16 por ciento son familias monoparentales.

En este sentido, el director de la Plataforma de Infancia, Ricardo Ibarra, ha señalado que con esta nueva renta España da "un gran paso" en su lucha contra la pobreza infantil, que afecta diariamente "al desarrollo, derechos y oportunidades de 2.231.000 niños y niñas".

En su opinión, el ingreso mínimo vital "debería convertirse en una herramienta para acabar con la pobreza infantil, empezando por aquellas familias con hijos que se encuentran en pobreza severa".

Para la organización, la actual crisis derivada del Covid-19 está teniendo un "gran impacto" en toda la sociedad, pero especialmente en aquellas familias con hijos que ya se encontraban en una situación vulnerable y que han visto reducidos sus ingresos "de manera significativa".

Por ello, las organizaciones de infancia piden medidas específicas para los colectivos que "han podido quedarse fuera de esta ayuda" como los hijos e hijas de personas inmigrantes en situación irregular, cuya situación es "muy vulnerable".