20 de febrero de 2020
16 de diciembre de 2019

Save the Children lamenta que los derechos de infancia no figuren en el texto final y pide dar voz a los menores

Save the Children lamenta que los derechos de infancia no figuren en el texto final y pide dar voz a los menores
Niños en un campamento de Save The Children junto al director de la ONG, Andrés Conde - SAVE THE CHILDREN - ARCHIVO

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Save the Children, tras conocer el acuerdo final sobre la Cumbre del Clima (COP25), ha lamentado que los derechos de los menores no figuren en el texto, ya que son los jóvenes son los que "lideran el movimiento de lucha contra la emergencia climática". Por ello, la organización pide a la clase política más espacios de participación y toma de decisiones para niños, niñas y adolescentes.

"El acuerdo final reflexiona sobre el activismo de la sociedad civil, el papel de los científicos y los movimientos sociales, y refuerza su importancia como actores, especialmente en los activistas más jóvenes. Sin embargo, se ha fallado en dar respuesta a sus demandas", ha lamentado Perazzo.

Además, la organización exige al próximo gobierno que se comprometa con medidas contundentes dirigidas a reducir las emisiones de CO2 y a desarrollar políticas concretas para paliar los efectos de la emergencia climática.

"Los resultados de la COP han sido decepcionantes. Los países participantes no han podido llegar a acuerdos contundentes para reducir las emisiones de gases ni llegar a un acuerdo sobre el mercado de emisiones. Es urgente que los políticos tomen conciencia de la importancia de esta emergencia", ha manifestado la directora de Políticas de Infancia de Save the Children, Catalina Perazzo.

Asimismo, Save the Children puntualiza que tampoco el acuerdo final logra abordar los aspectos urgentes y humanitarios de la emergencia climática, que ya afecta a millones de personas en el llamado Sur Global, especialmente a los niños y niñas.

Por este motivo, Save the Children llama a los donantes a aumentar la financiación a proyectos humanitarios en África oriental y meridional, a trabajar con los gobiernos de estas dos zonas geográficas para poner en marcha planes nacionales contra el cambio climático y a cambiar la forma en que se desarrollan los programas de financiación para garantizar una respuesta rápida ante desastres naturales.

"Sin compromisos más fuertes, fracasaremos a las generaciones presentes y futuras, y no podremos limitar el aumento de las temperaturas por debajo de 1,5ºC. La credibilidad y la ética de los gobiernos y los poderes económicos están en juego. Sin acciones firmes y definiticas, la historia juzgará a la generación en el poder como la que se negó a salvar el planeta", ha sentenciado Perazzo.