3 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

El 14 por ciento de los jóvenes votaría a un partido racista si siguiera aumentando la inmigración, según un estudio

La mayor parte de la juventud defiende el reconocimiento de los derechos sociales y la regularización de quienes tengan trabajo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un "preocupante" 14 por ciento de los jóvenes españoles votaría a un partido de ideología racista si siguiera aumentando la inmigración en el país, según el sondeo 'Juventud e Inmigración' realizado por el Instituto de la Juventud (Injuve), del que se desprende que el porcentaje de votantes potenciales se ha duplicado en cinco años.

El trabajo, presentado hoy, parte de una muestra de 1.436 entrevistas realizadas en julio de 2008 y concluye que si bien la "inmensa mayoría" de los jóvenes consultados (86%) desaprueba las acciones de los grupos racistas, "un número minoritario, aunque nada despreciable (9%)" dicen aprobar hasta cierto punto las "actitudes y acciones de estos grupos".

No obstante, tres de cada cuatro encuestados creen que partidos políticos xenófobos "tendrían poca o ninguna aceptación" en España, mientras que un 18 por ciento considera sería "bastante o mucha" la acogida.

En términos de respeto hacia la inmigración, son mayoría (52%) los jóvenes quienes consideran que la sociedad española "es poco o nada tolerante". De hecho, el 50 por ciento de los encuestados se declaró intolerante frente a los extranjeros, "al igual que la sociedad en general, ligeramente más intolerante que tolerante hacia las personas inmigrantes", según el sondeo.

En este sentido, el estudio revela que para el 48 por ciento de los jóvenes "la inmigración es más bien positiva para los países que la reciben", lo que supone una mejoría respecto de 1998, cuando sólo consideraba positiva la llegada de extranjeros un 28% de la juventud. En el lado opuesto, un 25% dijo encontrar efectos "más bien negativos" para el país receptor, frente al 48% que compartía esta afirmación hace una década.

PERCEPCIÓN DE "DEMASIADOS" INMIGRANTES

Preguntados por los inconvenientes del fenómeno migratorio, el estudio constata la prevalencia del tópico de que los extranjeros quitan puestos de trabajo, lo que aseguró el 31 por ciento de los encuestados. Además, el 23% dijo que "provocan delincuencia y seguridad ciudadana" y un 11 por ciento señaló que "son demasiados".

Así, según el sondeo dos de cada tres jóvenes (68%) considera "excesivo" el número de inmigrantes que viven en España, frente a un 26 por ciento que cree que la cifra es adecuada. En cualquier caso, los encuestados señalaron de media que el 26 por ciento de los residentes en el país es extranjero, cuando en la realidad, la población foránea supone el 11 por ciento.

El estudio destaca asimismo que el 86 por ciento de los encuestados dijo tener o haber tenido trato con personas inmigrantes, aunque son el 69 por ciento quienes tienen amigos entre el colectivo. Frente a ellos, un 14% dijo no haberse relacionado nunca con extranjeros afincados en España.

POLÍTICA DE INMIGRACIÓN

Sobre el fenómeno en sí de la inmigración, el 91 por ciento de los jóvenes considera que toda persona debería tener "libertar para vivir y trabajar en cualquier país" y la mayoría se muestra partidaria a que los extranjeros afincados "de manera estable y regular" tengan derechos sociales, como cobrar el paro (86%), reagrupar a su familia (83%) obtener la nacionalidad española (72%) o votar en las elecciones (67%).

También es la mayoría quien apuesta por la vinculación entre la inmigración y el mercado de trabajo. Un 72% señaló que se debería "permitir la entrada sólo a los que tengan un contrato"; un 15 por ciento defendió "permitir la entrada con pocos obstáculos" y el ocho por ciento dijo que "permitiría la entrada poniendo muchos obstáculos". Sólo un tres por ciento abogó la prohibición absoluta.

En relación con los inmigrantes que están ya en España 'sin papeles', cuatro de cada diez jóvenes es partidario de regular "sólo a los que tengan trabajo, mientras que el 25 por ciento defiende la regularización por arraigo y el 15 por ciento es favorable a normalizar la situación de estos extranjeros "en todos los casos". El diez por ciento prefiere la expulsión de los irregulares.