20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 21 de mayo de 2015

    Abogacía advierte: Debe prevalecer la Ley del Menor sobre la de Extranjería

    MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

    El Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) ve con buenos ojos la concesión del permiso de residencia por un año al niño hallado dentro de una maleta en la frontera del Tarajal. No obstante, advierte de que en estos casos de reagrupación familiar debe prevalecer la Ley del Menor sobre la Ley de Extranjería.

    Así lo ha explicado a Europa Press el portavoz de la Subcomisión de Extranjería del CGAE, Francisco Solans: "La vocación de la ley del menor es que el niño se reagrupe con su familia. Si esta vocación se hubiera cumplido antes y no se hubieran puesto los objetivos de la ley de Extranjería por encima de los de la ley del Menor, lo más seguro es que no hubiera ocurrido todo esto".

    Por ello, considera que este caso hay que analizarlo "desde bastante antes" de rescatar al menor de la maleta pues el padre había intentado en muy repetidas ocasiones traer al niño por vías legales y "habían sido las dificultades enormes que pone la normativa de extranjería y la posible cerrazón o inflexibilidad que demuestran en muchas ocasiones las oficinas de extranjeros lo que le obligó a tomar una medida tan desesperada".

    En estos momentos, el niño rescatado del interior de una maleta se encuentra bajo la tutela del Estado, en el Centro de Menores Mediterráneo de Ceuta a la espera de que se conozca el resultado de las pruebas de ADN practicadas a su padre, en prisión provisional sin fianza desde el 8 de mayo, y a su madre, residente en Canarias.

    El Área de Menores también espera un informe de las autoridades del archipiélago que dé cuenta de la situación "real" del núcleo familiar para que se pueda aprobar la reagrupación del pequeño al menos con su progenitora a la espera de que la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta decida sobre la petición de puesta en libertad del padre que cursó el martes su defensa.

    Si el padre quedara en libertad y se produjera la reagrupación familiar, una vez cumplido el año de permiso de residencia que se ha concedido al niño, este podría renovarse por el tiempo correspondiente al permiso que tengan sus padres.