18 de julio de 2019
  • Miércoles, 17 de Julio
  • 18 de junio de 2019

    España ha registrado hasta mayo casi el 90% de las solicitudes de asilo de todo 2018 y acumula 100.000 sin resolver

    España ha registrado hasta mayo casi el 90% de las solicitudes de asilo de todo 2018 y acumula 100.000 sin resolver
    EP DATA

    CEAR denuncia que solo se reconoce 1 de cada 4 peticiones y alerta de los discursos xenófobos: "Vivimos malos tiempos para los Derechos Humanos"

    MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

    España ha contabilizado en los cinco primeros meses de 2019 un total de 46.596 solicitudes de asilo, que suponen casi el 89% del total de peticiones registradas en todo 2018 (54.065), año en el que se registró un nuevo récord. Además, las solicitudes contabilizadas hasta mayo superan en un 120% las del mismo periodo del año pasado.

    Estos son los principales datos del informe anual de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), 'La situación de las personas refugiadas en España y Europa', en el que manifiesta, con datos del Ministerio del Interior, los "preocupantes desajustes" del sistema nacional de asilo y las dificultades de acceso al mismo.

    "Vamos a superar de nuevo anterior y batir un nuevo récord. Esto no nos tiene que generar miedo, sino que hay que plantear una estrategia para recibir a los solicitantes de asilo", ha subrayado la secretaria general de CEAR, Estrella Galán, que se ha dirigido también a los representantes del Ministerio del Interior, que por primera vez han asistido a la presentación de este informe anual.

    100.000 PERSONAS "EN EL LIMBO"

    Los más de 100.000 expedientes acumulados en los últimos años pendientes de resolución suponen para esta organización "la prueba más evidente de que es necesario un refuerzo firme y urgente del sistema de asilo" para dar respuestas "estables" a la realidad que se vive en España, que se encuentra entre los primeros de Europa en número de solicitudes (el 8% del total).

    "100.000 personas están en un limbo, pendientes de una respuesta de la que depende su vida, sin contar aquellas que sufren largas esperas de hasta dos años para formalizar su petición", asevera la ONG.

    España solo concedió protección internacional a 2.895 personas, el 24% del total, lo que supone 14 puntos porcentuales menos que la media europea y 11 puntos menos que el año anterior. La mayoría de personas que recibieron algún tipo de protección procedía de Siria.

    "Este dato está muy por debajo de la media europea (38%) y se mantuvieron largos periodos de espera para formalizar las mismas, lo que en algunas provincias supone más de un año", advierte esta organización.

    VENEZUELA REPITE Y COLOMBIA SUPERA A SIRIA

    Venezuela, por tercer año consecutivo, fue el principal país de origen con 19.280 solicitudes de asilo en 2018, casi el doble que el año anterior. Sin embargo, de las 1.525 resueltas, solo 30 lograron el estatuto de refugiado. También fue el país con mayor número de solicitudes pendientes de resolución, más de un tercio de las totales.

    "El éxodo venezolano, acentuado por el agravamiento de la crisis política, social y económica y la violencia y la inseguridad, adquirió dimensiones dramáticas en 2018, hasta convertirse en el mayor de la historia reciente en Sudamérica", subraya CEAR, basándose en el análisis de ACNUR.

    Colombia es el segundo país con más peticiones, 8.650, un 250% más que en 2017 (2.460), y desplaza a Siria. CEAR explica en su informe que el acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno colombiano no ha acabado con la violencia, extorsiones o pérdidas de bienes en este país y apunta que a estas circunstancias se une la posibilidad de que los ciudadanos colombianos viajen a Europa sin visado. Siria (2.775), Honduras (2.410) y El Salvador (2.275) completaron la lista de los cinco principales países de origen.

    El documento subraya que España se convirtió en el principal país de entrada a Europa con más de 65.383 llegadas irregulares por vía marítima y terrestre, casi el triple que el año anterior. Este dato supone el 51% de las llegadas marítimas a la Unión Europea a través del Mediterráneo, la mayoría en al litoral andaluz. En estos trayectos murieron al menos 811 tratando de alcanzar costas españolas.

    DEL "GESTO" DEL AQUARIUS A LOS "OBSTÁCULOS" A OTROS BARCOS

    Durante la presentación del informe, la secretaria general de CEAR ha alabado la iniciativa del Gobierno para dar recepción y acogida al buque de rescate 'Aquarius' y los "gestos iniciales" en este sentido por el Ejecutivo socialista en los primeros meses, aunque ha lamentado que después haya puesto "obstáculos" a otros barcos como el Aita Mari o el Open Arms, bloqueados en España durante meses, sin poder salir a realizar rescates en el Mediterráneo.

    También ha destacado "otro tipo de obstáculos" como la imposición de visados de tránsito a personas de origen palestino, que, a juicio de esta entidad, "resulta contradictorio ya que es una de las nacionalidades con un reconocimiento de protección más altos en España", y personas camerunesas. Además, apunta que se ha continuado con esta exigencia a las personas de origen sirio.

    Por su parte, la directora de Políticas y Campañas de CEAR, Paloma Fabieres, ha hecho hincapié en que en 2018 han continuado las llamadas "devoluciones en caliente" en Ceuta y Melilla, a pesar de la condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y sobre las que la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) se pronunciará próximamente.

    También ha criticado que el Gobierno recurriera "inesperadamente", por primera vez en el mes de agosto a un acuerdo bilateral con Marruecos de 1992 para realizar las llamadas "devoluciones exprés", un procedimiento acelerado que, según ha advertido, "dificulta detectar casos de especial vulnerabilidad o posibles solicitantes de asilo, una práctica que además se ha repetido en ocasiones posteriores".

    Por todo ello, ante "los diferentes enfoques de las políticas migratorias del Ejecutivo" y ante el escenario de crecimiento de las solicitudes de asilo, CEAR ha reclamado al nuevo Gobierno que "recupere el 'espíritu del Aquarius'" y promueva un Pacto de Estado por el Asilo, basándose en los Pactos Mundiales sobre migración y refugio ratificados por nuestro país el pasado diciembre y poniendo el foco en las personas.

    "MALOS TIEMPOS PARA LOS DDHH"

    Galán ha aprovechado su intervención en este acto de presentación del informe anual para alertar sobre los "discursos xenófobos" que "están llegando a las instituciones" de la mano de representantes políticos no sólo en España, sino también en otros países europeos, que emplean "palabras bélicas" para referirse a los movimientos migratorios.

    En este sentido, ha pedido "valentía" para que "esas voces no acallen las de los defensores de los derechos humanos". "Son malos tiempos para el asilo y el refugio", ha lamentado la secretaria general de CEAR, que ha pedido una "reflexión" sobre las políticas migratorias en Europa, donde existen 70 muros y vallas, 25 de ellas levantadas en el último lustro. "Son malos tiempos para el asilo y el refugio", ha apostillado.

    Por último, ha indicado que solo puede construirse una sociedad "justa y decente" con la defensa de los Derechos Humanos y donde tenga cabida la acogida de personas refugiadas. Por último, ha advertido de que España es un país que posiblemente se vea amenazado por el cambio climático, que en la actualidad es la causa del desplazamiento de millones de personas.

    Contador

    Lo más leído