9 de abril de 2020
7 de enero de 2015

El CETI de Melilla ha tenido más habitantes que plazas disponibles desde que existen estadísticas

El CETI de Melilla ha tenido más habitantes que plazas disponibles desde que existen estadísticas
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla lleva una década sobreocupado y no se ha producido desde 2004, cuando comenzaron a recogerse estadísticas de sus residentes, ni un año en que la población de estas instalaciones se haya ajustado al número de plazas con que fueron diseñadas en 1999.

Así lo explica el Foro Social para la Integración de los Inmigrantes, un órgano consultivo del Ministerio de Empleo, en un informe monográfico sobre frontera sur en el que detalla cómo la población residente en el CETI se ha mantenido durante la última década por encima de sus posibilidades sin que se ampliase la capacidad de acogida.

"Ningún año la ocupación media mensual ha sido inferior a las 480 plazas con las que cuenta" este centro melillense levantado en 1999. La media de habitantes a lo largo de la década se sitúa en 683 personas, con picos como el de 2014, cuando se han llegado a instalar en tiendas de campaña militares y salas antes usadas como aulas de formación más de 1.300 personas, incluidos niños.

En cuanto al CETI de Ceuta, la media de ocupación a lo largo de la década sí está por debajo de su capacidad de acogida, con 489 personas al año, pero "salvo en 2010 y 2012, desde el año 2009 la media de ocupación ha superado el número de 512 plazas con las que cuenta el centro". Hasta octubre habían pasado por allí 631 personas, conforme los datos que recoge el informe.

El informe detalla además la estancia media de los ocupantes de estos centros, que, durante la última década, ha sido muy similar, con 5,20 meses en el de Melilla y 5,28 en el de Ceuta. En ambos casos se produjo un pico en 2010: los migrantes llegados en aquella época podían pasarse hasta dos años (12,39 meses en el melillense y 11,24 en el ceutí) viviendo allí. El año pasado, la media fue de 5,10 meses en Melilla y 3,83 en Ceuta.

En cuanto al personal laboral de los CETI, el de Melilla contaba en 2014 con 19 funcionarios, los mismos que en el año 2011 y que se habían reducido a 14 y 15, respectivamente, en 2012 y 2013. En el de Ceuta figuran 15 personas, las mismas que durante los dos años anteriores y cuatro menos que en 2011, cuando ambos centros contaron con el mayor número de trabajadores.

El Foro Social hace referencia asimismo al coste de los centros durante los últimos años y refleja que, sin contar los contratos con empresas privadas para cuestiones como el suministro ni las subvenciones a las ONG que prestan servicio a los migrantes, supusieron una inversión de 5,8 millones de euros el de Melilla y de 4,8 millones el de Ceuta durante el año 2013. Desde 2008, Empleo ha destinado 31,6 millones de euros al primero y 26,9 al segundo.

En opinión de este órgano consultivo, en el que tienen vocalía tanto las administraciones públicas como las ONG y las asociaciones de inmigrantes, es necesario "adaptar los recursos locales en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla, de tal modo que se evite la sobreocupación habitual de los CETIS y se habiliten nuevos centros con una mayor dotación de personal y recursos".

"El Foro muestra su preocupación por el déficit de recursos en el funcionamiento de los CETIs y en los programas de acogida humanitaria en la península", dice el informe, que expresa también inquietud por "cómo están afectando las restricciones de movimiento de solicitantes de protección internacional al funcionamiento de los CETI y a los solicitantes de asilo afectados por las mismas".

Además, recomienda favorecer el intercambio permanente tanto del personal de la administración estatal, autonómica y local, los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, el personal de los CETIS, CIES, y de las entidades que trabajan a favor de la integración de la población inmigrante tanto a través de proyectos de atención humanitaria, como a través de otros servicios, con la finalidad de mejorar la intervención".

Para leer más