20 de noviembre de 2019
  • Martes, 19 de Noviembre
  • 13 de octubre de 2019

    España ha acogido voluntariamente a más de 1.100 migrantes rescatados por ONG en el mar en el último año

    España ha acogido voluntariamente a más de 1.100 migrantes rescatados por ONG en el mar en el último año
    El buque Aquarius de MSFMSF - ARCHIVO

    MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

    España ha acogido o reubicado de manera voluntaria a más de un millar de migrantes y refugiados que han sido rescatados en el mar Mediterráneo por buques humanitarios de ONG desde junio de 2018, cuando el líder socialista, Pedro Sánchez, llegó al Gobierno.

    Durante el último año, estas acogidas "voluntarias" de migrantes rescatados fuera de la zona marítima de responsabilidad española se han producido de dos maneras. La primera ha sido raíz de que España permitiese el desembarco en un puerto español de las personas rescatadas en el Mediterráneo central. En total, se han contabilizado 1.004 acogimientos derivados de dar luz verde a estos desembarcos, de acuerdo a los datos de la Secretaria de Estado de Migraciones facilitados a Europa Press.

    La otra forma de acogida es a través de reubicaciones "voluntarias" realizadas desde otros países europeos donde los migrantes fueron desembarcados tras su rescate. Por esta vía, España ha acogido a unas 121 personas, según estas mismas cifras.

    Sobre este tipo de reubicaciones, precisamente esta semana ha tenido lugar una reunión del Consejo de Ministros y Asuntos de Interior de la Unión Europea (JAI) en la que se ha cerrado un principio de acuerdo. En él, los países de primera entrada como España, Grecia, Italia, Chipre o Malta, están excluidos del futuro mecanismo de reparto entre países de la UE, tal y como celebró el ministro Fernando Grande-Marlaska.

    Una vez en España, la mayoría de estos más de 1.100 migrantes y refugiados pidieron protección internacional, por lo que pasaron al sistema de acogida. A día de hoy, la mayor parte sigue en él y, previsiblemente, seguirán hasta que la Administración resuelva su solicitud de asilo.

    PERSONAS ACOGIDAS TRAS DESEMBARCOS EN ESPAÑA

    En junio de 2018 se produjo la acogida de los migrantes rescatados por el buque Aquarius a los que el Gobierno de España ofreció el puerto Valencia para desembarcar tras la negativa de Malta e Italia. Esta iniciativa fue una de las primeras decisiones del nuevo Ejecutivo socialista, que abrió la puerta a este tipo de acogidas "voluntarias". Desde su llegada hasta la actualidad, es decir, un año y cuatro meses después, en total se han autorizado cuatro desembarcos de este tipo en puertos españoles.

    De los 629 migrantes y refugiados rescatados aquella vez por el Aquarius, finalmente se quedaron 549 en España y 80 fueron reubicados en Francia. Posteriormente, en julio de 2018, España facilitó el amarre del buque Open Arms --de bandera española-- en el puerto de Barcelona con 60 personas rescatadas frentes a las costas de Libia.

    Pese a la acogida inicial de estos migrantes --que se beneficiaron de un permiso de estancia por motivos humanitarios y la mayoría accedió al sistema de acogida de protección internacional--, desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) han denunciado recientemente que se están empezado a denegar las primeras solicitudes de asilo de estas personas.

    El tercer desembarco permitido por España fue el de otras 87 personas rescatadas por el Open Arms en agosto en el puerto de Algeciras. En esa ocasión, los migrantes no tuvieron un permiso especial y con ellos se siguió el mismo procedimiento que con las personas que llegan en patera a las costas españolas.

    Eso mismo sucedió con los 308 migrantes y refugiados que llegaron a Algeciras a bordo del Open Arms a finales de diciembre de 2018. Esa fue la última vez que un buque de salvamento de una ONG recibió luz verde para dirigirse a España a desembarcar, tras el rechazo de otros países de la UE.

    "REUBICACIONES VOLUNTARIAS"

    Respecto a las reubicaciones voluntarias realizadas desde otros países europeos en los que los migrantes fueron desembarcados tras su rescate por buques humanitarios de ONG, en España se han registrado 121. Desde Migraciones, destacan que esas son las efectivas, pero la oferta de acogimiento ha sido más alta (a 152 migrantes).

    Un tanda de las reubicaciones tuvieron lugar tras el rescate de 450 personas en julio de 2018 por un buque de Frontex y la Armada italiana, de las que España acogió a 50, aunque finalmente llegaron 21, según precisan desde Migraciones. Alemania, Francia, Malta y Portugal se comprometieron a reubicar a otro medio centenar cada uno.

    Otras 59 personas llegaron a España desde Malta, tras ser rescatados por el barco Aquarius unos 200 migrantes y refugiados a la deriva en el mes de agosto de 2018. Francia reubicó a unas 60, Alemania a 50 y Portugal a 30.

    Estos mismos países se repartieron a los 58 rescatados por el Aquarius en otra operación de rescate realizada en octubre. En esa ocasión, España acogió a 15 personas.

    En diciembre de 2018, el pesquero español 'Nuestra Señora del Loreto' rescató a 12 migrantes y obtuvo el permiso de desembarcar en Malta. España reubicó a 11, de los cuales quedan cuatro en el sistema de acogida de protección internacional, ya que el resto lo han abandonado "voluntariamente", tal y como recalcan desde Migraciones.

    Ya en 2019, en el mes de agosto, el buque Open Arms rescató en el mar a unos 160 migrantes. Tras 20 días a la deriva, sin que ningún Estado le asignase un puerto seguro, desembarcó en Lampedusa tras acordarse un reparto entre países de la UE, entre ellos España, que reubicó a 15. Fueron trasladados a bordo del buque de la armada Audaz y llegaron el pasado 30 de agosto.

    Este es el único reparto de migrantes rescatados por ONG del que España ha formado parte en 2019. Este año se han producido otros salvamentos, si bien España no ha estado entre los países que acordaron la reubicación.

    España no reubicó a ninguno de los alrededor de 40 migrantes rescatados por el Sea-Watch 3 en el mes de junio, cuando tras varios días a la deriva, la capitana decidió entrar sin permiso al puerto de Lampedusa para amarrar. Tampoco entró en el reparto de los rescatador por el 'Ocean Viking', que en agosto amarró en Malta con 356 personas a bordo y que acordaron repartirse Francia, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumanía.

    En Lampedusa también desembarcaron el centenar personas rescatadas en agosto por el Mare Jonio, tras lograse un acuerdo de reparto por los países; y poco después, otras 104 personas salvadas en aguas territoriales italianas por el buque 'Eleonore' fueron reubicadas en Francia, Alemania, Irlanda, Luxemburgo y Portugal.

    El reparto de migrantes y refugiados entre Estados permitió el desembarco en llegada a Italia de 82 migrantes rescatados por el buque 'Ocean Viking' a mediados de septiembre y, poco después, la de otras 180 rescatadas por este mismo barco fletado por Médicos sin Fronteras y SOS Méditerranée. Asimismo, el reciente rescate de 44 migrantes y refugiados en aguas de Malta por parte del buque Open Arms terminó con el desembarco de esas personas en Malta.