23 de febrero de 2019
  • Viernes, 22 de Febrero
  • 6 de febrero de 2019

    El Gobierno asegura que trabaja en una estrategia para evitar llegadas irregulares de migrantes a España

    El Gobierno asegura que trabaja en una estrategia para evitar llegadas irregulares de migrantes a España
    CEDIDA POR GUARDIA CIVIL - ARCHIVO

    MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, ha asegurado que el Gobierno "está trabajando en una estrategia" para evitar las llegadas irregulares" de migrantes que, huyendo de sus países de origen, "arriesgan" sus vidas en travesías por mar y tierra.

    "El Gobierno está trabajando en una estrategia efectivamente que evite llegadas irregulares, que evite que las personas hagan esa travesía en la que pueden perder la vida y que además no existe viaje de éxito", ha señalado en declaraciones a los periodistas, tras participar en la presentación del anuario CIDOB de la Inmigración 2018.

    En este sentido, Rumí ha dicho que el Ejecutivo está trabajando de manera conjunta con el objetivo de que esta estrategia para reducir los flujos irregulares "tenga éxito". Según ha manifestado, lo que el Gobierno quiere es que haya menos personas que hagan travesías por tierra y mar arriesgando su vida "para buscar una vida mejor" y que "cada vez aumenten más" las llegadas por canales seguros.

    "Cada vez que tenga éxito una llegada de una persona por el canal seguro y el de la integración, habrá que trabajar menos en el ámbito del control y la lucha contra la inmigración irregular", ha argumentado, reivindicando las vías legales, seguras y ordenadas para migrar.

    Así, ha abogado por "agilizar" las decisiones europeas y "empezar a hablar de política migratoria" para abrir esos canales regulares. En este punto, ha mencionado la contratación en origen para la campaña de recogida de frutos rojos en España, teniendo en cuenta que el Ministerio de Trabajo autorizó para 2019 un contingente de 19.000 trabajadores. "La inmigración puede ser una oportunidad", ha remarcado.

    Asimismo, ha destacado que hay varios sectores de trabajo en los que las empresas "necesitan perfiles" que no coinciden con el que los parados españoles. "Nadie le está hurtando trabajo a los 3,5 millones de parados", ha declarado, reclamando "pedagogía" frente a los "bulos" que se lanzan sobre el asunto migratorio.

    A su juicio, el debate debe enfocarse "con criterios de solidaridad y humanidad", tras "mucho tiempo" haciendo un debate sobre la seguridad y el control de fronteras. "No por hacer más controles van a dejar de venir las personas que están huyendo", ha incidido la secretaria de Estado, que ha negado cualquier cambio en la gestión migratoria del Gobierno de Pedro Sánchez.

    LOS PUERTOS, COMPETENCIA ESTATAL

    "Yo llevo siete meses en el Gobierno y hago exactamente lo mismo", ha apostillado, preguntada por la reciente decisión de bloquear la salida de los barcos humanitarios Open Arms y 'Aita Mari', frente a la que adoptó el Ejecutivo el pasado mes de junio de ofrecer un puerto al barco Aquarius con unos 630 migrantes abordo que fueron rescatados a la deriva en el Mediterráneo central.

    Rumí se ha limitado a apuntar que la decisión sobre los dos buques de salvamento es competencia del Ministerio de Fomento y se ha tomado porque "no cumple una serie de cuestiones administrativas". Asimismo, ha subrayado que "los puertos son competencia estatal", tras ser preguntado sobre el acuerdo del Gobierno de Cataluña de abrir sus puertos a todos los barcos de rescate. Rumí también se ha referido a las labores de Salvamento marítimo, incidiendo en que "está ahí" cada vez que existe una situación en que se le necesita.

    Durante su intervención en el acto de presentación del Anuario CIDOB de la Inmigración, la secretaria de Estado de Migraciones se ha mostrado partidaria de "hacer pedagogía y apelar a la verdad" a la hora de abordar el fenómeno migratorio, haciendo uso de datos y estadísticas reales "para desarmar a quienes alimentan la mentira con argumentos que criminalizan a los inmigrantes, presentándoles como los grandes culpables de la sociedad".

    "Tenemos que combatir esa postverdad", ha dicho, para después subrayar la importancia de los estudios internacionales que reflejan que los españoles son los ciudadanos europeos más favorables a la inmigración. A su juicio, esto debería hacer reflexionar "a quienes se ven tentados a fomentar discursos racistas y xenófobos construidos sobre premisas falsas" y que impulsan la xenofobia.

    Rumí ha defendido la gestión del Gobierno tras siete años de un Gobierno del PP en el que la política migratoria ha estado "apartada".

    Contador

    Lo más leído