7 de junio de 2020
23 de mayo de 2020

El Gobierno no logró expulsar a más de 2.500 migrantes que ingresaron en CIE en el año 2019, un 40% del total

Desde el año 2017 aumentan las repatriaciones desde los CIE, así como el número de extranjeros expulsados de España

El Gobierno no logró expulsar a más de 2.500 migrantes que ingresaron en CIE en el año 2019, un 40% del total
Imagen de archivo del Centro de Internamiento de Extranjeros, CIE, de Aluche (Madrid) - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Un total de 6.473 personas migrantes pasaron el año pasado por alguno de los siete Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), unas instalaciones policiales de carácter no penitenciario diseñadas para poder ejecutar la expulsión del territorio nacional. De ellas, 3.871 fueron finalmente enviadas a sus países de origen (el 60,4%), si bien un 39,6% de los extranjeros internados fueron puestos en libertad, más de 2.565.

En concreto, según datos oficiales a los que ha accedido Europa Press, en 2019 un total de 2.565 personas que fueron recluidas en alguno de los siete CIE tuvieron que ser liberadas ante la imposibilidad de ejecutar la orden de expulsión. Eso sí, el Ministerio del Interior, responsable de la gestión de estos centros, logró la repatriación de los internos en el 60,4% de los casos.

La no ejecución de la expulsión ocurre cuando España no consigue averiguar de qué país es el extranjero en el plazo máximo de 60 días que puede mantenerle privado de libertad; cuando no tiene convenio con ese país de origen o cuando se trata de una persona en situación de vulnerabilidad, como un menor de edad tomado por adulto, una víctima de trata o un posible refugiado, entre otros.

De hecho, durante el Estado de Alarma decretado por la pandemia del coronavirus, los CIE han sido desalojados ante la imposibilidad de retornar a los recluidos a sus países de origen por el cierre de fronteras provocado por la crisis sanitaria.

De acuerdo a datos oficiales, recopilados en una respuesta parlamentaria al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu recogida por Europa Press, la tasa de deportaciones desde los CIE aumentó en 2019 con respecto a 2018, año en el que ingresaron un total de 7.855 personas. De ellas, la mayoría (4.383) es decir, el 55,8%, fueron repatriadas --mientras que en 2019 el porcentaje de expulsados fue mayor, del 60,4%--. El otro 44,2% restante fueron liberadas (3.359).

El año pasado los nuevos internamientos en los CIE descendieron en torno a un 20% respecto a 2018, aunque también las llegadas irregulares se vieron reducidas a la mitad durante ese ejercicio, según cifras oficiales. En cualquier caso, existe una tendencia a la baja en el número total de internamientos en CIE desde 2017, teniendo en cuenta que en 2018 se registró récord de llegadas de pateras a las costas españolas.

CAMBIO DE TENDENCIA EN LOS CIE: MÁS EXPULSADOS QUE LIBERADOS

Tal y como se refleja en los datos, estos dos últimos años -- coincidiendo con la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa y de Fernando Grande-Marlaska al Ministerio del Interior en junio de 2018-- son mayoría las personas expulsadas sus países de origen desde los CIE que las que deben ser puestas en libertad.

Hasta 2017, la tendencia era la contraria, ya que eran más las personas 'inexpulsables' y que acababan liberadas tras pasar por un CIE que las que resultaban expulsadas. Por ejemplo, en el año 2017 ingresaron en uno de los siete CIE un total de 8.337 extranjeros, de los cuales 5.371 (es decir, el 63,5%) acabaron puestos en libertad, frente al 36,5% de repatriados.

También en 2016 el porcentaje de liberados fue superior al de las expulsiones ejecutadas desde los CIE: de las 7.597 personas internas en estos centros, 4.991 personas (el 71%) fueron puestas en libertad, frente a las 2.205 que finalmente fueron al final expulsadas (el 29%). Es decir, apenas tres de cada diez extranjeros retenidos fueron repatriados ese año.

En el año 2015 también hubo más personas liberadas desde CIE, en concreto, de las 6.930 personas que pasaron por un centro de este tipo, 4.051 fueron puestas en libertad (el 58,6%), frente a las 2.872 expulsadas, lo que supuso el 41,4%.

En todos los ejercicios existen ligeros desfases entre la cifra total anual de ingresos en CIE y el número de expulsiones y liberaciones ejecutadas desde ellos. Esto se debe a que hay personas cuya repatriación o liberación se realiza un año diferente al de su internamiento.

LA CIFRA TOTAL DE EXPULSIONES DE EXTRANJEROS CRECE DESDE 2017

En total, según datos reflejados en otra respuesta parlamentaria recogida por Europa Press, España expulsó el año pasado a 4.677 extranjeros, un 12% más que en 2018, año en el que fueron devueltos a sus países 4.181. En 2017 se computaron 4.054 expulsiones, por lo que desde ese año el número de devoluciones ejecutadas está aumentado.

La cifra de expulsiones de extranjeros venía bajando al menos desde el año 2010, tal y como exponen las cifras oficiales: en 2010 se contabilizaron 11.454 extranjeros expulsados; en 2011, 11.358; en 2012, 10.130; en 2013, 8.984; en 2014, 7.696; en 2015, 6.869; y en 2016, 5.051. Según el Ministerio del Interior, la caída respondía principalmente a que en este plazo también se estaban reduciendo los flujos irregulares de inmigrantes hacia el país.

Contador

Para leer más


Lo más leído