9 de abril de 2020
21 de octubre de 2015

Juncker, ante la crisis de refugiados, : "No nos queremos lo suficiente"

Juncker, ante la crisis de refugiados, : "No nos queremos lo suficiente"
SRDJAN ZIVULOVIC / REUTERS

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha reconocido este miércoles que la crisis de refugiados ha puesto de manifiesto que a Europa le falta solidaridad. A su entender, los países de la Unión no se quieren "lo suficiente" y deben hacerlo más porque la UE, según ha recordado, es también "una historia de amor".

    Así se ha pronunciado tras recibir el Premio Nueva Economía Fórum al 'Desarrollo Económico y la Cohesión Social' que le ha entregado el presidente del Gobierno en un acto celebrado en el Teatro de la Zarzuela. Entre los presentes, los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García-Escudero, el comisario de Energía, Miguel Arías Cañete, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, o el portavoz de Unió en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida.

    En su discurso, el presidente de la Comisión ha lamentado las "fisuras" y las "fracturas existentes" en Europa. "Nos falta solidaridad porque no nos amamos, no nos queremos lo suficiente. Europa es también un asunto de amor, una historia de amor que hay que cuidar", ha advertido.

REUNIÓN EN BRUSELAS

    A renglón seguido, ha señalado que ha pedido a los países miembros de la UE que acudan en domingo a Bruselas para hablar de "la ruta de los Balcanes" y los refugiados, en un momento en el que Eslovenia "se encuentra directamente ante ese gran problema". "Eslovenia se ha convertido en la escena de confrontaciones entre unos y otros y tenemos que centrarnos en este problema", ha apostillado, para reconocer después que puede "llorar" al ver ese "cortejo de refugiados" que recuerdan a las imágenes de la guerra.

    Juncker ha asegurado que el elemento central de Europa es la cohesión. "No queremos más divisiones en Europea porque ya sufrimos mucho durante las guerras, la posguerra y la época de la guerra fría", ha afirmado, tras insistir en que la UE debe ser un escenario de diálogo y de debate, pero no de oposición.