5 de junio de 2020
30 de marzo de 2020

Marlaska dice que las repatriaciones de migrantes están suspendidas por una "imposibilidad manifiesta" ante el COVID-19

Marlaska dice que las repatriaciones de migrantes están suspendidas por una "imposibilidad manifiesta" ante el COVID-19
Imagen de recurso del Centro de Internamiento de Extranjeros, CIE, de Aluche (Madrid) - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Sigue en directo la última hora del coronavirus en España y el mundo

   MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este lunes que las repatriaciones de personas migrantes en situación administrativa irregular en España "estás suspendidas" por "una imposibilidad manifiesta" de retorno. En concreto, ha apuntado que los países de origen de la mayoría de estas personas tienen sus fronteras cerradas "para sus propios ciudadanos" ante la crisis del Covid-19.

   Durante una rueda de prensa en La Moncloa, el ministro ha dicho que se está liberando a los internos en Centros de Internamientos para Extranjeros (CIE) aplicando "el principio de legalidad". Esto es, según ha explicado, cuando se constata la imposibilidad de ejecutar su expulsión de España dentro de los 60 días marcado por la ley desde su reclusión en el centro. Una vez superado este periodo, tal y como ha remarcado Marlaska, "se procede a acordar su libertad con las "garantías necesarias y precisas".

   Si bien, en paralelo, el ministro ha afirmado que todas las repatriaciones de migrantes en situación irregular están "suspendidas" en plena crisis del coronavirus porque varios países han cerrado sus fronteras y están imponiendo restricciones a la llegada de personas procedentes de España.

   Entre estos países están Marruecos, Guinea y Argelia, que se acuerdo a datos de ACNUR a fecha 31 de diciembre de 2019, es de donde proceden la mayor parte de las personas que llegan a España de manera irregular por tierra y mar. Es más, según el último informe del Servicio Jesuita a Migrantes-España (SJM-E), dos tercios de las personas internadas durante el año pasado en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) procedían de Marruecos y de Argelia.

    Los CIE son unas instalaciones policiales de carácter no penitenciario diseñadas para poder ejecutar la expulsión del territorio nacional, con lo que el internamiento en las actuales circunstancias carece de sentido al no poderse materializar el retorno, tal y como llevan tiempo denunciando varias ONG y el Defensor del Pueblo, que ha pedido la liberación de todos los internos.

   De acuerdo al último balance de Interior, durante el Estado de Alarma decretado el sábado 14 de marzo, la ocupación de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) ha bajado un 57,3%. Además, dos de los siete centros de este tipo que operan en España ya están vacíos, si bien en el resto siguen personas recluidas en la actualidad.