18 de julio de 2019
  • Miércoles, 17 de Julio
  • 24 de agosto de 2018

    Save The Children duda de la correcta identificación de todos los menores migrantes que saltaron la valla de Ceuta

    Save The Children duda de la correcta identificación de todos los menores migrantes que saltaron la valla de Ceuta
    CEDIDA

    MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La ONG Save the Children ha manifestado este viernes 24 de agosto su "preocupación" por la devolución de los 116 migrantes en el plazo de 24 horas en la frontera de Ceuta con Marruecos y ha mostrado también sus "dudas" sobre el proceso de identificación de los menores que participaron en el último salto.

    El Gobierno sostiene que se ha acreditado la minoría de edad en dos casos y que "están siendo atendidos como corresponde".

    Según recuerda esta organización en un comunicado, la legislación internacional prevé que no se puede devolver un migrante sin valorar sus necesidades específicas, caso por caso, para poder detectar vulnerabilidades como la minoría de edad, la necesidad de protección internacional o la condición de víctima de trata.

    Asimismo, subraya que a principios de año el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas "le dijo a España que las devoluciones en frontera son una vulneración de los derechos humanos y de la infancia que impiden la identificación de niños en necesidad de protección".

    "Un niño o una niña que ha llegado a nuestra frontera debería poder acceder al territorio para beneficiarse de las medidas de protección que se le reconocen en la legislación. Para ello es imprescindible asegurar que la identificación se pueda realizar con todas las garantías. Lo sucedido ayer no responde a una política centrada en los derechos humanos y la defensa de la infancia", alerta el director general de Save the Children, Andrés Conde.

    Asimismo, apunta que un aspecto "fundamental" de los procesos en frontera es la presencia de intérpretes y asistencia jurídica que permitan garantizar el derecho de las personas migrantes a ser escuchados. A su juicio, un proceso hecho con "tal celeridad" y para un número "tan elevado" de personas, "cuesta creer que haya sido así".