31 de marzo de 2020
8 de septiembre de 2008

Unos 300 inmigrantes se concentran y achacan los sucesos de Roquetas al "abandono" de un barrio "marginal"

Unos 300 inmigrantes se concentran y achacan los sucesos de Roquetas al "abandono" de un barrio "marginal"
REUTERS

ROQUETAS DE MAR (ALMERÍA), 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 300 inmigrantes de origen africano se concentraron pasadas las 12,00 horas de este lunes frente al Ayuntamiento de Roquetas de Mar (Almería) y atribuyeron los sucesos desencadenados en el barrio conocido como las '200 Viviendas' y la muerte del joven senegalés Ousmane Kote al "abandono" y el "desinterés" de las autoridades por un barrio "marginal", con "graves problemas de seguridad e inserción social, laboral y cultural de sus habitantes".

Así se recoge en el manifiesto firmado por asociaciones de inmigrantes de países como Senegal, Mauritania, Ghana, Guinea Bissau, Guinea Conakry y el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), leído por un portavoz de este último colectivo ante las personas concentradas en la plaza del Consistorio roquetero al término de la reunión mantenida con el alcalde del municipio, Gabriel Amat (PP), quien les pidió que transmitieran a sus compatriotas "tranquilidad" para que no se sucedan altercados como los de ayer.

En el escrito, los colectivos de inmigrantes condenaron "enérgicamente" tanto el apuñalamiento mortal del joven como los sucesos que se desencadenaron a continuación y exigieron a las autoridades competentes el "completo esclarecimiento de los hechos", la "imposición de las consecuencias penales" que correspondan al autor del homicidio y la "liberación inmediata" de los ocho inmigrantes arrestados por su presunta implicación en los disturbios que se saldaron con dos edificios quemados, dos coches particulares calcinados, y siete coches oficiales y dos de Bomberos con desperfectos.

Asimismo reclamaron la depuración de responsabilidades por la demora "en más de una hora y media" de la llegada de efectivos policiales y servicios médicos al lugar de los hechos, cuya mayor celeridad, a su juicio, hubiera evitado "los desmanes producidos" e incluso la muerte del joven senegalés de 28 años. Además, con gran indignación, pidieron a las autoridades y a los medios de comunicación que se desvincule cualquier relación de la víctima con el tráfico de drogas.

Para estas asociaciones agentes policiales y vecinos someten al colectivo inmigrantes a un "acoso habitual" sin que se haya obtenido hasta la fecha "una respuesta adecuada", por lo que pidieron que no se generalice ningún "prejuicio negativo" contra los extranjeros que "alimente más el rechazo social ya existente".

Ante esta situación, exigieron la urgente creación de una mesa de inmigración y marginalidad en Roquetas de Mar que analice las "circunstancias de exclusión" existentes en las '200 Viviendas' y en otras zonas del municipio para promover las medidas necesarias para lograr una "auténtica integración" de las personas extranjeras.

LLAMAMIENTO A LA CALMA

Tras la reunión con el primer edil roquetero, los portavoces de las distintas organizaciones de inmigrantes hicieron un llamamiento a la calma a sus compatriotas, algunos exaltados, a los que pidieron que abandonaran la concentración y se dirigieran a sus casas para que sea "la justicia" la que depure las responsabilidades correspondientes por la muerte de Ousmane Kote.

En esta línea, el presidente de la Asociación de Inmigrantes de Guinea Conakry, Suleman Dialu, mostró su "total desacuerdo" con los altercados registrados y confió en que las fuerzas policiales encuentren al presunto homicida, al que apodan 'El Gitano', "lo antes posible".

También el alcalde roquetero, que fue recibido entre aplausos y abucheos, hizo un nuevo llamamiento al sosiego y pidió a los inmigrantes congregados que su comportamiento sea "como siempre ha sido" para que no se vea afectada la "buena convivencia" que "siempre ha caracterizado" a Roquetas de Mar.

Según los datos del padrón municipal facilitados por Amat, Roquetas de Mar cuenta en la actualidad con 80.085 personas censadas, de las que un 30,95 por ciento -25.407-- son de origen extranjero, una cifra que, según él, ha aumentado en un 40 por ciento en los últimos cuatro años.