6 de abril de 2020
25 de febrero de 2008

Los arrecifes vírgenes tienen mayor capacidad de recuperación frente a los cambios climáticos, según el CSIC

((Noticia embargada hasta las 02.00 horas del martes 26 de febrero))

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Los arrecifes de coral vírgenes presentan una mayor capacidad de recuperación ante los cambios climáticos, que aquellos que han sido sometidos a niveles crecientes de impactos humanos, según un estudio realizado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Esta es una de las principales conclusiones de la primera investigación sobre un ecosistema completo de coral, liderada por el científico del CSIC Enric Sala, que ha analizado el arrecife de Kingman, a unos 1.800 kilómetros de Hawai, en el archipiélago de Line Islands (océano Pacífico), que se conserva intacto desde sus orígenes desde hace cientos de años, según informó este organismo científico en un comunicado.

"Cuando la estructura de un ecosistema está intacta, los corales reaccionan mejor a fenómenos de calentamiento del agua que acaban con estos animales formadores de arrecifes", explicó Sala, quien aseguró que este descubrimiento tiene implicaciones directas en la estrategia de conservación de los arrecifes.

Asimismo, los investigadores han descubierto que el 85 por ciento de la biomasa de peces del arrecife de Kingman está constituida por depredadores superiores y contradice el paradigma científico existente hasta el momento, de gran biomasa de herbívoros, menor de carnívoros y aún menor de depredadores superiores.

En este sentido, Sala explicó que "hasta ahora, el 99,9 por ciento de los estudios sobre arrecifes coralinos se habían llevado a cabo en arrecifes más o menos degradados y, por eso, no se sabía cuál era el punto de referencia natural de este ecosistema marino".

Por tanto, los investigadores aseguraron que Kingman servirá de ejemplo para poder realizar comparaciones con otros arrecifes degradados, y para evaluar la eficacia de las actuaciones de conservación actuales. "Estos datos estimularán la aparición de nuevas ideas para conservar los arrecifes frente a amenazas, como la polución, el calentamiento global o la sobrepesca", concluyó Sala.