4 de diciembre de 2020
13 de junio de 2007

La banca española financia actividades y proyectos de ética "dudosa" en Latinoamerica, según un informe de SOMO

La banca española financia actividades y proyectos de ética "dudosa" en Latinoamerica, según un informe de SOMO

La organización holandesa ha elaborado dos monográficos sobre la participación de BBVA y Santander en "proyectos controvertidos"

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Banco Santander y el Banco Bilbao Vizcaya mantienen "vínculos financieros con empresas y proyectos controvertidos en Latinoamérica" según se desprende del informe sobre ambas entidades elaborado por el Centro de Investigaciones sobre Empresas Multinacionales (SOMO), donde se desglosa la participación de estas empresas españolas en la construcción, por ejemplo, de centrales hidráulicas en Brasil que han supuesto el desplazamiento forzoso de cientos de personas.

El estudio, presentado hoy en Madrid de mano de la ONG Setem en la que se ha llamado 'Jornada Internacional de Finanzas éticas', afirma que el BBVA "ha provisto servicios financieros a doce empresas que, a su vez, están involucradas en varios proyectos controvertidos", la gran mayoría de los cuales tienen que ver con la explotación de recursos naturales. Estos servicios se prestaron, en siete de los casos, en régimen de financiación directa.

Con este sistema, y siempre según el informe, el BBVA prestó 100 millones de dólares a Minera Yanacocha en 2006, que administra la mina de oro a cielo abierto en Perú con el mismo nombre, a cambio de "ciertos derechos" sobre las exportaciones. El trabajo especifica que la empresa está acusada de contaminar el agua de la zona con el cianuro que presuntamente utiliza para separar el oro, un tóxico que ha provocado "la desaparición de la fauna silvestre".

Además, SOMO le atribuye la responsabilidad sobre un vertido de mercurio que en el año 2000 intoxicó a entre 50 y 70 residentes locales. Por último, Minera Yanacocha acumula las reclamaciones de los campesinos de la región que, según explica el informe, denunciaron no haber "comprendido" el proceso por el que la empresa adquirió sus tierras.

También en financiación directa, BBVA Banco Continental (filial peruana de la entidad) prestó el pasado año 35 millones de dólares a Tecpetrol, una de las empresas que lidera las actividades de exploración en el proyecto de gas 'Camisea' en Perú, reza el texto. En sólo 18 meses se han producido cinco roturas en los gasoductos con al menos tres derrames graves, presuntamente porque "empleó tuberías defectuosas" y "contrató a soldadores no cualificados".

Tras estos dos casos que el informe tilda de "altamente controvertidos", se detallan situaciones parecidas de financiación directa en proyectos con negativo impacto medioambiental o sobre poblaciones locales e indígenas, emprendidos por OCP Ecuador (oleoductos), Companhia Minera Los Pelambres de Chile (explotación de cobre), Companhia Minera Doña Inés de Collahuasi de Chile (cobre), la también minera Antamina de Perú (cobre y zinc) y la concesionaria del gasoducto boliviano Gasyrg, Transierra.

Las cinco compañías restantes que figuran en el estudio porque recibieron financiación de forma indirecta del BBVA, se dedican a la construcción o explotación de presas hidráulicas, como la del Grupo Votorantim en Barra Grande (Brasil); a la celulosa, Arauco y Constitución (CELCO) en Chile; el petróleo, como Petrobras en Ecuador; y la electricidad, como Endesa Chile.

Resulta especialmente llamativo para los autores del estudio el caso de la Companhia Vale Do Rio Doce, actual CVRD Inco Limited, que también ha recibido financiación de Banco Santander y que acumula conflictos con tribus indígenas en Brasil, Nueva Calcedonia e Indonesia. Está acusada de graves violaciones de derechos humanos en Guatemala y "encabeza la lista" de las empresas metalúrgicas más contaminantes de Canadá.

FINANCIACIÓN DIRECTA Y PRESAS.

La relación de esta empresa con la entidad presidida por Emilio Botín, tiene que ver con la participación de Banco Santander en la concesión de un crédito puente de 18.000 millones de dólares para la compra de Inco. Según el informe, la entidad "fue de los principales bancos en estructurar" el préstamo, a pesar de que Inco "se había ganado reputación de conducta irresponsable y no sostenible".

Sin embargo, a diferencia del BBVA, en el caso del Santander no se registra financiación directa de ningún proyecto "controvertido" en 2006. Sus operaciones con las compañías ejecutoras de este tipo de negocios siempre se tramitaron por vía indirecta, es decir, que la entidad no apoyaba proyectos concretos, sino que concedía líneas de crédito a las empresas, independientemente de los mismos, explicaron los investigadores.

"No obstante, las pruebas disponibles sugieren que, por lo menos respecto de tres de las diez empresas que recibieron servicios financieros de Banco Santander, es altamente probable que el banco haya podido saber -o haya sabido- que estaba financiando proyectos controvertidos", reza el informe.

En este sentido, señala la "larga relación financiera" de la entidad "con Endesa Chile, razón por la cual debe conocer" que está involucrada en "dos proyectos de dudosa reputación: la construcción de presas" en el país suramericano. Por último, el texto se refiere a Furnas, la empresa energética estatal brasileña, para cuya financiación Banco Santander "lideró un consorcio de bancos".

Furnas es la responsable del desplazamiento forzoso de 1.065 familias por la construcción de la Presa Manso en Brasil, según el Movimiento de Personas Afectadas por Presas (MAB). Las sólo 340 familias que recibieron compensación por ello, fueron reasentadas en tierras de suelo arenoso, inadecuadas para llevar a cabo la actividad agrícola que garantizaba su subsistencia antes de llegar la presa.

También participa en el consorcio que construye la presa de Foz do Chapecó de Santa Catarina, que estará operativa en 2010, y cuyo funcionamiento afectará a 15.000 personas de dos Estados. A la financiación de esta empresa, se suma la concedida por Banco Santander al Grupo Votorantim, Tractebel Energía, Celulosa Arauco y Constitución, Petrobras y Pemex (petrolera mexicana), todas señaladas por haber ejecutado proyectos de "ética dudosa", concluye el informe de SOMO.

"SOMO es una oficina de investigación y de consulta sin fines de lucro que ha investigado las consecuencias de la gestión comercial de las empresas multinacionales de la internacionalización del ámbito empresarial para los países en vías de desarrollo desde 1973" (www.somo.nl)

"SETEM es una federación de ONG de solidaridad internacional nacida en 1968 que centra su trabajo independiente en concienciar a la sociedad de las desigualdades Norte-Sur" (www.setem.org)