4 de junio de 2020
23 de enero de 2008

Bruselas asigna a España un objetivo obligatorio de renovables del 20% para 2020

Exige una reducción del 10% de gases de efecto invernadero para los sectores del transporte y la vivienda también en 2020

Bruselas asigna a España un objetivo obligatorio de renovables del 20% para 2020

BRUSELAS, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

España deberá obtener en 2020 el 20% de la energía consumida de fuentes renovables, más del doble de la producción actual (8,7% en 2005), para contribuir así a la lucha contra el cambio climático, más del doble de la producción actual. Este es el objetivo obligatorio que le asignó hoy la Comisión Europea.

Además, España tendrá que recortar de aquí a 2020 un 10% las emisiones de los sectores que no están cubiertos por el sistema de comercio de emisiones --como el transporte, la vivienda, la agricultura y la ganadería o los residuos-- respecto a los niveles de 2005, año que se toma como referencia.

El sector industrial deberá disminuir sus emisiones un 21% en 2020 respecto a los niveles de 2005 y para ello seguirá funcionando el sistema de comercio de emisiones (que cubre el 40% de las emisiones en la UE) pero con algunos cambios. El sector eléctrico deberá pagar por todos sus permisos de emisión desde 2013 a través de subastas, y no los obtendrá gratuitamente como hasta ahora.

Otros sectores industriales y también la aviación entrarán progresivamente en el sistema de subastas, aunque se harán excepciones para los sectores particularmente vulnerables a la competencia internacional. Bruselas calcula que los beneficios de las subastas ascenderán a 50.000 millones de euros al año en 2020 y recomienda a los Estados miembros que inviertan una parte en medidas medioambientales.

Todos estos objetivos y medidas están recogidos en el polémico paquete de medidas sobre energía y cambio climático que presentó hoy el Ejecutivo comunitario para poner en práctica los acuerdos alcanzados en marzo de 2007 por los líderes europeos. En aquella cumbre, los 27 pactaron que la UE reducirá sus emisiones de efecto invernadero un 20% en 2020 respecto a los niveles de 1990 para combatir el cambio climático.

También acordaron que el 20% del consumo de energía en 2020 deberá proceder de fuentes renovables y que se deberá utilizar un 10% de biocarburantes en el transporte. Lo que la Comisión pretende con sus propuestas de este miércoles es repartir la carga de estos compromisos entre los Estados miembros utilizando como criterio principal el PIB per cápita y, en el caso de las renovables, también el potencial.

En materia de renovables, los países a los que se les exige un mayor esfuerzo son Suecia (49%), Letonia (42%), Finlandia (38%), Austria (34%), Portugal (31%), Dinamarca (30%). Para Alemania la cuota obligatoria es del 18%, mientras que a Francia la Comisión le ha asignado el 23% (por encima de lo que exigía el presidente Nicolas Sarkozy), a Reino Unido el 15% y a Italia el 17%.

En cuanto a los recortes de emisiones en transportes y vivienda, Irlanda, Dinamarca y Luxemburgo asumen la mayor carga (20%), seguidos de Suecia (17%), Reino Unido y Países Bajos, Finlandia y Austria (16% cada uno). En cambio, los países más pobres, Bulgaria y Rumanía, podrán aumentar sus emisiones un 20% y un 19% respectivamente en relación con los niveles de 2005 para continuar con su desarrollo.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, explicó que el coste de este paquete de medidas para luchar contra el cambio climático será del 0,5% del PIB de la UE en 2020, es decir, 3 euros por semana por persona. Alertó de que el coste de no actuar sería 10 veces mayor.

Asimismo, anunció que las industrias con alto consumo de energía obtendrán los derechos de emisión de manera gratuita para no ver dañada su competitividad internacional. Además, si finalmente no se llega a un acuerdo internacional contra el cambio climático a finales de 2009, la UE se planteará exigir a los importadores que compren también derechos de emisión para que puedan competir en igualdad de condiciones.