28 de marzo de 2020
11 de junio de 2008

Bruselas pide a los 27 que den ayudas a los hogares más pobres para hacer frente al alza del crudo

La Comisión cree que el aumento de precios es "estructural" y que la economía europea debe adaptarse

Bruselas pide a los 27 que den ayudas a los hogares más pobres para hacer frente al alza del crudo
CRUZ ROJA

BRUSELAS, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea pidió este miércoles a los Estados miembros que den ayudas específicas a los hogares más desfavorecidos para permitirles afrontar la subida de los precios del petróleo. El Ejecutivo comunitario anunció además que propondrá que se publique el estado de las reservas petroleras de la UE y que estudiará la posibilidad de aplicar un tipo de IVA reducido a los productos que permitan ahorrar energía. Estas son algunas de las propuestas que Bruselas presentará para su discusión en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete que se celebrará en Bruselas los próximos días 19 y 20 de junio.

"La Comisión opina que los Estados miembros pueden y deben tomar medidas específicas para apoyar a los más desfavorecidos, que son los más afectados por situación", explicó el portavoz del Ejecutivo comunitario, Johannes Laitenberger. Resaltó que, al mismo tiempo, los Gobiernos deben garantizar que estas ayudas sean temporales, no distorsionen el mercado y no retrase la adaptación a la nueva situación de precios más altos del crudo.

El portavoz explicó que la Comisión no ha definido qué significa un "hogar desfavorecido" y dijo que corresponde a los Estados miembros determinarlo porque las situaciones son muy diferentes. El Ejecutivo comunitario sí que ha analizado cuáles son los sectores económicos más perjudicados por el alza del crudo: la agricultura, la pesca, el transporte, la industria química y la automovilística.

El resto de propuestas que debatió hoy el colegio de comisarios para hacer frente al alza del crudo son a medio y largo plazo. En primer lugar, el Ejecutivo comunitario presentará antes de finales de año propuestas sobre las reservas de petróleo de la UE con el objetivo de aumentar la transparencia de este mercado. Asimismo, estudiará la posibilidad de que se aplique un tipo de IVA reducido para los productos y servicios con un bajo consumo energético. Esta medida había sido ya propuesta por Francia y Reino Unido y hasta ahora era vista con malos ojos en Bruselas.

La Comisión presentará también este año propuestas para revisar la directiva sobre imposición de los productos energéticos para fomentar una nueva eficiencia energética. También se revisará la llamada directiva 'Euroviñeta' con el objetivo de incluir en el cálculo de los peajes para los camiones los costes del impacto medioambiental de los vehículos, lo que supondrá un incremento de las tarifas.

Bruselas pretende además organizar una cumbre internacional sobre mercados petroleros entre los principales países productores y consumidores de crudo, así como consolidar el diálogo regional y bilateral existente con el fin de mejorar el acceso al mercado y la transparencia.

Finalmente, el Ejecutivo comunitario destacó que la mejor respuesta para hacer frente a un incremento estructural del precio del petróleo es acelerar la adopción del paquete sobre energía y cambio climático que se presentó en enero, que establece medidas jurídicamente vinculantes para cumplir los objetivos fijados para 2020 para las energías renovables, los biocarburantes y el recorte de gases de efecto invernadero.

AUMENTO DE PRECIOS ESTRUCTURAL

El colegio de comisarios debatió sobre los factores que están determinando la subida del precio del crudo y llegó a la conclusión de que el problema es sobre todo "de carácter estructural" y se debe al aumento de la demanda por parte de los países emergentes como China o India. Por ello, cualquier respuesta "eficaz" y "sostenible" deba pasar por "adaptarse a esa situación", señaló Laitenberger.

En 2030, la demanda energética global podría ser un 50% mayor que en 2007, y los combustibles fósiles continuarían siendo la principal fuente de suministro. Si no se aplica la política acordada en las últimas cumbres europeas, la demanda energética de la UE tendrá que cubrirse con combustibles fósiles, dependiendo de las importaciones en un porcentaje incluso mayor. En consecuencia, la dependencia de las importaciones aumentaría un 14 % hasta llegar al 67 % en 2030, según los cálculos de la UE.

Los precios de la energía y de los alimentos representan por término medio alrededor del 10 % y el 20 % del gasto de los hogares, respectivamente, y el aumento del precio del petróleo crea inflación en la UE, resaltó el Ejecutivo comunitario. La contribución de la inflación energética al aumento del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) en el cuarto trimestre de 2007 fue del 0,8 % como media en la zona euro.

Los precios del combustible líquido para uso doméstico han aumentado durante el último año un 35,2 % y los del combustible para transporte un 12,7 % frente a un IPCA medio del 3,6 %.