3 de abril de 2020
8 de septiembre de 2008

Cáritas advierte de que la situación en Haití es "desesperada" y pide ayuda para los damnificados

Cáritas advierte de que la situación en Haití es "desesperada" y pide ayuda para los damnificados
REUTERS

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director de Cáritas Haití, el padre Serge Chadic, advirtió este lunes de que la situación en que se encuentra este país tras el paso de varios huracanas, el último de ellos 'Ike' que le golpeó ayer, es "desesperada" por lo que hizo un llamamiento al resto de miembros de la red Cáritas y a "hombres y mujeres de buena voluntad" para que ayuden a los miles de damnificados.

"La situación en el país es desesperada", explicó Chadic en un comunicado. "Las últimas tormentas han dejado a la gente sin nada y necesitamos ayuda exterior", añadió, precisando que "los damnificados precisan comida, abrigo y agua".

Haití, recordó el religioso, era ya un país "asolado por los conflictos y la escasez de alimentos", por lo que hizo un "llamamiento a la solidaridad activa de todas las Cáritas hermanas, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad para que aporten una ayuda moral y económica a Cáritas Haití".

Cáritas Española ya ha respondido a este llamamiento, ofreciendo el envío inmediato de 100.000 euros que se destinarán a prestar ayuda de emergencia a los damnificados para la distribución de alimentos, agua potable y productos de higiene, junto a proyectos de rehabilitación de viviendas, de recuperación agrícola y de apoyo psicosocial. Esta ayuda irá destinada a las diócesis de Puerto Príncipe, Port de Paix, Gonaives, Hinche, Jacmel y Cayes, precisa el comunicado.

Según las estimaciones de Cáritas Haití, el sábado, es decir antes del paso de 'Ike', había unos 25.000 damnificados que habían perdido sus hogares y que estaban acogidos en albergues temporales, incluidos 500 en el obispado de Gonaives (norte), la ciudad más afectada por el paso del anterior huracán, 'Hanna'.

Ante esta situación, Cáritas Haití ha preparado un plan de respuesta por importe de 2,5 millones de euros para distribuir ayuda humanitaria a 20.000 personas, levantar cinco campos de acogida e iniciar la reconstrucción de viviendas.