25 de octubre de 2020
20 de mayo de 2008

Las emisiones de CO2 se disparan en 2007, con un aumento del 1,8% en un año y más del 52% respecto a 1990, según CC.OO.

CC.OO. advierte de que España no cumplirá los objetivos del Protocolo de Kioto

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en España aumentaron en 2007 un 1,8 por ciento respecto al año anterior, con lo que se sitúan en un 52,3 por ciento respecto de los niveles de 1990 (año base fijado por el Protocolo de Kioto), según el informe 'Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España 1990-2007' presentado hoy por CC.OO y el World Watch Institute.

Así, según esta primera estimación no oficial, las emisiones en 1990 fueron de 289,9 millones de toneladas de CO2 equivalentes (el conjunto de los seis gases que conforman los GEI). Además, después de la reducción interanual del 1,7 por ciento en 2006 (433,3 millones de toneladas de CO2 equivalente), en 2007 se registraron 9,8 toneladas de CO2 el año pasado.

El director de la edición española de la revista 'World Watch', José Santamarta, aclaró que la emisión de GEI se ha elevado en España por el incremento del consumo de energía primaria en un 1,8 por ciento durante el 2007; un crecimiento del 8,8 por ciento del consumo del carbón; un incremento del 4,3 por ciento de gas natural; así como el del petróleo, aunque sólo lo hizo en un 0,7 por ciento.

INCUMPLIMIENTO DE KIOTO

En la misma línea, el experto confirmó que con este escenario "va a ser muy difícil" cumplir el Protocolo de Kioto (permite a España un incremento del 15 por ciento de las emisiones de GEI respecto a 1990), y ratificó que para el período 2008-2012 las emisiones de España superarán en un 45 por ciento a las del año base. Por tanto, "no se logrará el objetivo previsto en el II Plan Nacional de Asignación (PNA)", que contempla un incremento del 37 por ciento de las emisiones respecto a 1990.

Al respecto, Santamarta hizo hincapié en el papel de las energías renovables, la eficiencia energética y el transporte sostenible como "claves para prevenir el cambio climático". Así, destacó la energía eólica, que aumentó respecto al año 2006 en un 16,3 por ciento y que en el 2007 produjo el 8,7 por ciento de la generación eléctrica, evitando la emisión de 26 millones de toneladas de CO2.

Por su parte, el coordinador de la Secretaría de Medio Ambiente y Salud Laboral de CC.OO., Fernando Rodrigo, afirmó que con estos datos "estamos en un mal año" ya que "se han disparado las emisiones", y comentó que se trata de un fracaso gubernamental porque España se ha convertido en "el país industrializado donde más han aumentado las emisiones".

Además, Rodrigo explicó que este incumplimiento del Gobierno va a "obligar a España" a pagar cerca de 4.000 millones de euros para poder comprar derechos de emisión en el mercado internacional y así cumplir el Protocolo de Kioto.

CO2, A LA CABEZA DE LAS EMISIONES

De los seis gases que conforman los GEI, el dióxido de carbono es el gas invernadero que más emisiones brutas produjo en el 2007 con un 83,5 por ciento. El metano, por su parte, representó el 8,5 por ciento de las emisiones en ese año; seguido del óxido nitroso con un 6,6 por ciento; los carburos hidrofluorados (sustitutos de los CFC) con un 1,25 por ciento; el hexafluro de azufre con un 0,07 por ciento; y en último lugar, los carburos perfluorados con el 0,06 por ciento.

Por sectores, el energético sigue siendo el mayor responsable del conjunto de las emisiones, especialmente a través de la electricidad y al transporte por carretera. El resto corresponde a las diez refinerías de petróleo, consumos energéticos de la industria, transporte aéreo interior (no incluye el transporte con otros países), y los usos residenciales como calefacción y agua caliente sanitaria.