28 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Un estudio de la UdG señala la dependencia de discapacitados intelectuales con el transporte público y pide su gratuidad

GERONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universitat de Gerona (UdG) desvela que las familias de la provincia de Girona con discapacitados intelectuales se gastan 351.000 euros en transporte público para ir al trabajo o participar en programas de inserción laboral. El colectivo pidió la gratuidad del transporte, entre otros argumentos esgrimidos, porque entre el 14% y 40% de su sueldo se va en comprar los billetes de transporte.

Actualmente en la demarcación de Gerona 4.860 personas tienen algún tipo de discapacidad, de los cuales, más de 2.300 tienen capacidad para trabajar. El estudio, financiado por la Diputación de Gerona --con un coste de 5.000 euros--, propone adecuar los servicios de transporte público en frecuencias, horarios y paradas para poder facilitar su uso entre este colectivo.

Otra cifra que destacaron los responsables del estudio y que ilustra la dependencia de los discapacitados intelectuales de la red de transporte público es que el 24% de ellos lo usa para ir al trabajo. Un cifra cuatro veces superior al uso de la población gerundense que se sitúa en un 6%.

En la presentación del estudio, el nuevo vicepresidente segundo de la Diputación de Girona, Pere Trias, destacó que "mejorar" la accesibilidad de los discapacitados con el transporte público no sólo "ayuda a este colectivo en el ámbito económico", sino que también les ayuda en su proceso de "inclusión social".

La presidenta del Col·lectiu Gironí de Persones y Familias amb Discapacitat Intel·lectual, Montserrat Castellana, reclamó que las administraciones sean sensibles a esta situación y conviertan en gratuito el transporte público para el colectivo que representa su organización. De todos modos, Castellana matizó en su intervención que no se puede analizar esta reclamación estrictamente de un punto de vista económico.