26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • Viernes, 24 de Enero
  • 16 de julio de 2010

    Exigen a España que asuma el "liderazgo" contra Kagame

    Medio centenar de personas acusan a Kagame de promover el conflicto armado "más grave y mortífero tras las dos guerras mundiales"

    Exigen a España que asuma el "liderazgo" contra Kagame
    REUTERS

    MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Medio centenar de personas se manifestaron este viernes ante la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, en Madrid, para denunciar el nombramiento del presidente de Ruanda, Paul Kagame, como copresidente del grupo internacional encargado de impulsar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio y para reclamar al Gobierno español que asuma el "liderazgo" contra el mandatario ruandés, el "mayor criminal en activo del mundo".

    Las organizaciones convocantes, los Comités de Solidaridad con África Negra (Umoya) y la Red de Entidades de Desarrollo Solicario (REDES), aseguraron en una declaración leída durante la concentración que "no se puede permitir que Paul Kagame, el mayor criminal en activo del mundo, siga al frente del grupo internacional que impulsará el efectivo cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio".

    Esta decisión, adoptada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, supone "una gravísima falta de respecto al pueblo ruandés, al pueblo congoleño, a los españoles asesinados allí, a la Justicia española, a la paz y estabilidad mundial" y a la propia ONU, añadieron.

    "El Gobierno de España, apoyado en la amplia respuesta social obtenida, debe asumir el liderazgo", prosiguió la declaración. "Es el momento de escuchar a los familiares de los nueve ciudadanos españoles asesinados en los Grandes Lagos" y presionar al Gobierno ruandés "para que cese en la sistemática violación de los Derechos Humanos y en las continuas agresiones a la República Democrática del Congo", añadió.

    EL PEOR CONFLICTO DESDE LAS GUERRAS MUNDIALES

    Las ONG firmantes recuerdan que, desde que Paul Kagame accedió al mando del grupo militar Frente Patriótico Ruandés (FPR) en 1990 y posteriormente a la Presidencia de Ruanda, en 1994, "el conflicto armado por él promovido ha causado la muerte violenta de cinco millones de congoleños y dos millones de ruandeses, siendo el conflicto más grave y mortífero tras las dos guerras mundiales".

    "Lo más grave y sorprendente" es que estas cifras "han pasado desapercibidas para la comunidad internacional", denunciaron las ONG, para las cuales "la principal causa generadora de este conflicto es el saqueo por parte de su Ejército de los ingentes recursos minerales de la República Democrática del Congo". Kagame, aseguraron, ha participado en este saqueo "tanto directa como indirectamente, a través de grupos armados que financia y apoya en beneficio de grandes multinacionales".

    Asimismo, las ONG denunciaron que "Kagame mandó asesinar a nueve españoles que fueron testigos de masacres realizadas por su Ejército sobre la población civil indefensa". Estas muertes, recordaron, sirvieron de base para que el Fórum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos plantease una querella criminal ante la Audiencia Nacional contra la cúpula militar ruandesa.

    La querella criminal fue admitida a trámite y se tradujo en la orden de arresto firmada en febrero de 2008 por el juez Fernando Andreu contra 40 altos mandos. "El cargo de presidente le confiere a Kagame impunidad", lamentaron.

    "FUERTE PRESIÓN"

    En declaraciones a Europa Press, Susana Sanz, de REDES, advirtió que el asunto de la querella seguramente figure entre los temas a tratar en la reunión entre el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el propio Kagame, prevista para hoy en Madrid.

    "Sabemos por fuentes extraoficiales que hay una fuerte presión por parte de Ruanda y que hace poco una comisión de Ruanda se reunió con el Gobierno español para frenar la querella", declaró Sanz, quien lamentó la protección que hasta la fecha ha dispensado la ONU a Kagame. A causa de ello, lamentó, "pintan como locos a los que denuncian a un personaje a los que ellos pintan como un héroe".

    Por su parte, Pedro Espinosa, de Umoya, advirtió de que "si Zapatero fuera coherente, de la misma forma que canceló su encuentro con Kagame debería cancelar la reunión de Moratinos".

    No obstante, admitió que "no hay mal que por bien no venga", ya que, gracias a la polémica creada por el nombramiento de Kagame y por su viaje a España han aumentado las posibilidades de que el problema de Ruanda sea conocido por la ciudadanía española. "El continente africano sigue siendo el más desconocido y saqueado del planeta", afirmó.

    Entre los asistentes a la concentración se encontraba Mbiya, un congoleño de Kivu Sur cuya madre "fue violada por 17 militares a las órdenes de este hombre". Mbiya, vestido con uniforme paramilitar, denunció en declaraciones a Europa Press que Kagame es "un terrorista, peor que Usama bin Laden", y denunció que "si Zapatero coopera con él, Zapatero también es un terrorista".