30 de mayo de 2020
11 de junio de 2008

El Gobierno firmará el 3 de diciembre el tratado contra las armas de racimo

El Gobierno firmará el 3 de diciembre el tratado contra las armas de racimo
VÍCTIMAS DE LAS BOMBAS DE RACIMO, GREENPEACE

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, anunció este miércoles ante el pleno del Senado que el Gobierno firmará el próximo 3 de diciembre en Oslo la Convención sobre Municiones de Racimo aprobada el pasado 28 de mayo en Dublín, e iniciará "de forma inmediata" las gestiones pertinentes para su ratificación parlamentaria "a fin de que pueda entrar en vigor lo más rápidamente posible".

"El Gobierno valora muy positivamente el éxito de la conferencia diplomática sobre munición de racimo celebrada recientemente en Dublín", afirmó el ministro ante el pleno de la Cámara Alta. "Creo que toda la comunidad internacional debe felicitarse por el gran éxito que supone la prohibición de este tipo de armas, que causaban daños tremendo a las poblaciones civiles durante y después del conflicto", prosiguió.

A juicio de Moratinos, "la conferencia ha sido un éxito por el número de participantes y sobre todo porque se ha consensuado una prohibición definitiva por un número importantísimo de países, más de cien países han suscrito el texto de la conferencia".

El tratado fue aprobado por consenso por los más de cien Estados asistentes a la conferencia, entre los que no estaban los principales productores de estas municiones, Estados Unidos, Rusia, China e Israel. La convención prohíbe el uso, producción, almecenamiento y transporte de las municiones de racimo y obliga a los Estados a limpiar las zonas contaminadas con estas armas y a prestar ayuda a las víctimas y a sus comunidades.

"El Gobierno de España ha preferido sumarse a este esfuerzo humanitario frente a lo que hubiese sido simplemente una ventaja operativa de carácter militar o económico-industrial y, por tanto, va a estar a la vanguardia en la firma y ratificación de este convenio", aseguró el ministro.

"En este sentido, España firmará la convención el próximo 3 de diciembre en Oslo e iniciará de forma inmediata las gestiones administrativas pertinentes para presentar ante esta Cámara y el Congreso la propuesta de ratificación por la vía de urgencia de la nueva convención, a fin de que pueda entrar en vigor lo más rápidamente posible", anunció.

Según el ministro, "este Gobierno estaba comprometido con erradicar y prohibir la utilización de las denominadas bombas de racimo". "España ya estuvo involucrada durante la pasada legislatura en todos los esfuerzos que culminaron en esta conferencia de Dublín, en la inicial de Oslo, en posteriores conferencias, siempre a la vanguardia para defender la inutilización, la prohibición de este tipo de armamento", prosiguió.

Moratinos aseguró también que "la delegación española tuvo una labor muy importante y activa durante la conferencia de Dublín" y tuvo un interés especial por "la definición del concepto de víctima", ya que, "en definitiva, son las víctimas las que deben obtener el amparo y el apoyo de toda la comunidad internacional", manifestó.