29 de mayo de 2020
1 de julio de 2008

Jordania estudia dos proyectos de ley que reforzarán el control sobre las ONG y limitarán la libertad de reunión

Jordania estudia dos proyectos de ley que reforzarán el control sobre las ONG y limitarán la libertad de reunión
AMNISTÍA INTERNACIONAL

NUEVA YORK, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) expresó este martes su preocupación por dos nuevos proyectos de ley del Gobierno de Jordania que le permitirán incrementar su control sobre las organizaciones no gubernamentales y le darán más poder para prohibir las reuniones en las que se hable sobre cuestiones políticas.

HRW pidió hoy en una carta al primer ministro, Nader Dahabi, que retire sus proyectos de ley sobre ONG y sobre derecho de reunión, que serán sometidos al Parlamento. La primera ley aumentaría la capacidad de control del Gobierno sobre la creación, las actitividades y la financiación de las ONG, mientras que la segunda restringiría el derecho de reunión de los jordanos y daría poder al Ministerio del Interior para aprobar o denegar las reuniones en las que se debatan cuestiones de "política pública".

"Estos proyectos de ley revelan la intolerancia existente en Jordania hacia el debate crítico propio de una democracia", declaró la directora para Oriente Próximo y norte de África de Human Rights Watch, Sarah Leah Whitson. "El Gobierno de Jordania está intentando dar apariencia legal a sus esfuerzos por reprimir a la sociedad civil", añadió.

El Gobierno introdujo estos dos proyectos de ley durante una sesión extraordinaria del Parlamento celebrada en mayo y junio de este año. El Ejecutivo de Dahabi ha sido duramente criticado por ONG y partidos políticos. En diciembre de 2007, la propia Human Rights Watch denunció que tanto las leyes como las acciones políticas violaban los derechos de asociación y reunión.

El proyecto de ley sobre ONG permitirá al Gobierno obtener información sobre los planes de trabajo futuros de las organizaciones, aprobar o denegar las donaciones a las ONG y cerrar las organizaciones en caso de infracción. También autoriza al Gobierno a nombrar a empleados del Estado como presidentes temporales de las ONG.

El proyecto de ley de reunión introduce algunas modestas mejoras respecto a la actual legislación, como la de permitir a las ONG celebrar asambleas generales sin necesidad de aprobación de las autoridades. No obstante, esta aprobación sí será obligatoria para el resto de actividades de las organizaciones.