20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 9 de agosto de 2010

    Más de 300 turistas extranjeros están atrapados en la región india de Ladakh

    JAMMU (INDIA), 9 Ago. (Reuters/EP) -

    Más de 300 turistas extranjeros han quedado atrapados en la región india de Ladakh, en el Himalaya, tres días después de que las inundaciones causaran la muerte de al menos 150 personas y devastaran la principal ciudad de la región, Leh, han informado este lunes las autoridades.

    Las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias han destruido numerosas viviendas, han derribado los postes telefónicos, han depositado hasta 4 metros de rocas y barro en las carreteras y han destruido todas las redes de comunicación, según las autoridades y testigos.

    Al menos 300 personas siguen desaparecidas y los afectados ascienden a 25.000, han indicado fuentes militares. Unos 7.000 soldados han sido desplegados en la zona para reconstruir las carreteras y los puentes, añadieron.

    "Hemos localizado a un grupo de unos 150 turistas extranjeros que se encuentran atrapados en el Valle de Zanskar, cerca de Leh, y estamos intentando evacuarles con helicópteros", ha declarado a Reuters la teniente de la Fuerza Aérea india Priya Joshi.

    Otros 90 turistas se encuentran atrapados en un monasterio en Lama Yuru, a unos 110 kilómetros al oeste de Leh, mientras otros 73 están esperando ser evacuados en Din Karu, de camino hacia otro destino turístico, ha informado el Ejército.

    Miles de turistas viajan cada año a Ladakh para visitar antiguos monasterios budistas y para practicar deportes de aventura, como rafting. La región hace frontera con Pakistán, que ha sufrido las peores inundaciones de los últimos 80 años, a causa de las cuales han muerto 1.600 personas y al menos dos millones han perdido sus hogares.

    "Hará falta mucho tiempo y esfuerzo para restablecer las redes de comunicación", ha dicho el capitán de brigada del Ejército Indio Sanjay Chawla.

    Por otro lado, unos 33 soldados fueron arrastrados por la inundaciones que golpearon el viernes la región de Ladakh, según el Ejército.

    En Leh, la principal ciudad budista ubicada a 3.505 metros de altitud en la Cachemira india, las autoridades sanitarias tienen problemas para atender a los heridos en el hospital civil, que ha resultado gravemente dañado por las inundaciones.