28 de mayo de 2020
22 de noviembre de 2015

La migración hacia la UE irá "cada vez a más" y tendrá efectos positivos sobre su economía, según los expertos

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los flujos migratorios hacia la Unión Europea irán "cada vez a más" en los próximos años, con picos en crisis puntuales, y sus efectos serán positivos sobre la economía de una región que está cada vez más envejecida y que en el año 2100 tendrá menos habitantes que Nigeria.

Así se desprende del Consenso Económico correspondiente al cuarto trimestre de este año, un análisis que desde 1999 reliza PwC a partir de la opinión de un panel de expertos. En este caso, han participado 112 expertos solventes del sistema financiero, empresas no financieras,

universidades y centros de investigación económica, asociaciones empresariales y profesionales.

El 65,6 por ciento de ellos concluye que la inmigración en la UE irá cada vez a más y un 85,5% cree que estos movimientos tendrán efectos positivos sobre la economía europea, con importantes problemas de envejecimiento. Alemania y Holanda son los países que más se pueden beneficiar de la actual entrada de refugiados políticos en la UE y Hungría y Grecia, los que menos.

A juicio del panel consultado, será necesaria una "verdadera política migratoria comunitaria" que contemple mecanismos de toma de decisiones vinculantes. Para el 92%, la crisis humanitaria ha puesto de manifiesto la "falta de gobernanza en la UE" a la hora de adoptar soluciones.

Sobre éstas, el 77,2% estima que la política de aceptación selectiva de los refugiados políticos y el rechazo generalizado de la inmigración económica "no es viable a medio plazo". Para un porcentaje similar, es acudiante buscar y aceptar inmigración joven y cualificada para afrontar el envejecimiento demográfico y la sostenibilidad de los sistemas dfe pensiones. Un 42% es partidario de combinar los cupos con las repatriaciones.

Los panelistas creen además que la Unión Europea debe reforzar la cooperación internacional en las zonas de origen de la inmigración económica (88%), la lucha policial y fiscal contra las mafias (81%) y el presupuesto tanto para las operaciones de rescate y control de la migración en el Mediterráneo (71%) como para gestionar los flujos de entrada y salida en los campamentos de refugiados de Turquía, Líbano y otros países (70%).

Sobre las medidas a adoptar cuando migrantes y refugiados están ya en territorio comunitario, los panelistas consideran que las más importantes son la asistencia humanitaria (96%), las ayudas para su formación profesional (66%) y la reforma de los procedimientos administrativos de reconocimiento del estatuto de refugiado (61%).

La encuesta, que se llevó a cabo en la primera quincena de noviembre, antes de los atentados de París, refleja también que a juicio de los expertos, "en las recientes oleadas migratorias no se están teniendo suficientemente en cuenta los aspectos de seguridad, especialmente los referidos a la infiltración de terroristas", cosa que opinan cuatro de cada diez consultados.

Para leer más