1 de diciembre de 2020
19 de agosto de 2007

Oxfam comenzará su misión en Perú asistiendo a 2.000 familias de zonas rurales

Oxfam comenzará su misión en Perú asistiendo a 2.000 familias de zonas rurales

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ONG Oxfam Internacional comenzará su misión para atender las necesidades de los afectados por el terremoto del pasado miércoles asistiendo en los próximos días a 2.000 familias de zonas rurales con agua potable, instalaciones sanitarias y material para refugios, ya que las miles de personas que viven en las zonas más remotas del país son los que más ayuda necesitan urgentemente.

"Nuestro equipo de evaluación ha llegado tan lejos como ha podido por carretera, hasta que encontramos que estaba completamente bloqueada porque un cerro se ha derrumbado sobre ella. Vimos a gente caminando en busca de comida y vimos también personas tratando de llegar a las comunidades de las zonas altas andinas, porque no tenían noticias de lo que había pasado con sus familias", explicó hoy Sergio Álvarez, responsable humanitario de Oxfam Internacional en Perú.

En este sentido, remarcó que "las áreas urbanas afectadas por el terremoto en Perú están siendo mejor atendidas, pero las zonas rurales y las zonas periféricas de la ciudad de Pisco han recibido muy poca atención hasta el momento. Esas zonas más remotas también se han visto gravemente afectadas".

En dos pueblos, Humay y Montesierpe, todas las casas están completamente derrumbadas. "Sólo algunas comunidades tienen pozos, lo que significa que no tendrán agua ni siquiera cuando vuelva a haber electricidad. La otra gran preocupación que tienen es que se están quedando sin comida, y actualmente están recibiendo muy poca o ninguna ayuda", señaló el coordinador humanitario.

El equipo de evaluación de Oxfam Internacional también se ha encontrado con que en algunas comunidades rurales han podido sacar agua de ríos y pequeños arroyos, pero esas aguas no son potables y pueden producir enfermedades.

Según Álvarez, "aunque afortunadamente la ayuda está llegando al centro de la ciudad de Pisco, la mucha población que vive alejada del centro sigue prácticamente abandonada por el mundo exterior". "Cuanto más tiempo estén sin agua potable, más probable es que se extiendan enfermedades que pueden ser mortales", alertó.

"Tampoco hemos visto que se estén construyendo letrinas en la ciudad de Pisco. Las familias están usando baños que no funcionan. Esto aumenta las posibilidades de que se den problemas de salud pública, y ésta es otra de las principales preocupaciones de Oxfam Internacional", agregó Álvarez.

Las áreas más pobres son las que consistentemente sufren más durante y después de un desastre natural. En Perú, el 49 por ciento de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, y casi el 32 por ciento de la población vive con menos de dos dólares al día.