31 de marzo de 2020
1 de julio de 2008

Los parámetros medioambientales españoles registran un empeoramiento "relativo" en dos años, según Medio Ambiente

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los parámetros medioambientales han registrado un empeoramiento "relativo" en 2006 y 2007, ya que de de las 113 variables positivas del año 2006, se ha pasado a 83 en 2007 (de un total de 144), según se desprende del documento 'Síntesis 2006-2007', un análisis de 144 datos estadísticos medioambientales, elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Así, indica que en el primer semestre del año 2006 las precipitaciones fueron normales, aunque con la sequía del primer año y las pocas lluvias del otoño de 2007, los datos relativos a las aguas continentales resultaron negativos a finales de 2007. En concreto, las precipitaciones globales disminuyeron un 9 por ciento, las reservas de agua un 25 por ciento, y la evolución del llenado de los acuíferos sólo fue positiva en las cuencas del Júcar y del Segura.

En cambio, la reserva de los embalses consuntivos del Norte II (Asturias y Cantabria), Norte III (País Vasco excepto sus cuencas internas), y la de las cuencas internas del País Vasco, aumentaron hasta un 25 por ciento.

Por otro lado, destaca la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de un 1,7 por ciento, con lo que el incremento sobre el año base del Protocolo de Kyoto (1990) disminuyó del 52,1 por ciento al 49,5 por ciento. Además, señala la disminución de emisiones de dióxido de carbono, dióxido de azufre, óxido de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles, aunque aumentaron las de metano, amoniaco, monóxido de carbono y óxido nitroso.

AUMENTAN LOS RESIDUOS URBANOS

En cuanto a los residuos urbanos, estos aumentaron aunque, según valora el ministerio, las medidas implantadas para su tratamiento y valorización "están dando sus frutos". En 2006, se incrementaron el compostaje, la incineración con recuperación energética, la recogida selectiva, y disminuyó "fuertemente" el vertido incontrolado. Los volúmenes recogidos de papel y de vidrio crecieron, así como sus tasas de recuperación y de reciclaje, aunque el número de habitantes por contenedor descendió en número cerca de un 9 por ciento.

En la misma línea, el consumo de productos petrolíferos y la producción de energía eléctrica aumentaron. En concreto, la producción de electricidad con renovables creció casi un 11 por ciento, y de la eólica del 14 por ciento, mientras que la hidráulica sólo creció un 0,3 por ciento. Tanto el consumo de energía primaria por unidad de PIB y la producción de energía nuclear descendieron, un cinco por ciento y un 2,6 por ciento respectivamente.

Por último, las denuncias realizadas por el SEPRONA en materia de medio ambiente se redujeron un 12 por ciento.