24 de febrero de 2021
23 de enero de 2008

La próxima memoria de actividades de Intervida recoge los proyectos que investigó la Fiscalía

La próxima memoria de actividades de Intervida recoge los proyectos que investigó la Fiscalía
INTERVIDA

La administración judicial no ve "equivalencia" entre las supuestas "escuelas de élite" investigadas y las reflejadas en la memoria

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La memoria de actividades que publicará la nueva administración de Intervida, correspondiente a 2006, mantiene todos los proyectos de la entidad, inclusive los que han sido investigados por la Fiscalía durante el proceso contra los fundadores de la ONG y que figuran en la querella que actualmente instruye el juez Baltasar Garzón, según informó a Europa Press la directora de proyectos de la red internacional de la ONG, INWA, Claudia Monterroso.

El texto, editado en los últimos días y pendiente de distribución entre los padrinos, al que ha tenido acceso Europa Press, está elaborado bajo supervisión de actual administración judicial de la organización y en él "no hay ninguna variación" en la recopilación de las iniciativas de la entidad respecto a la memoria del año anterior "porque al final son los proyectos a los que nosotros damos seguimiento y los que se están financiando a través de los padrinos", apuntó Monterroso.

En la querella de la Fiscalía se reseña la existencia en Guatemala y Perú de "colegios de élite" que, presuntamente, siendo financiados por los padrinos de Intervida estarían dando formación no a niños de familias desfavorecidas, sino a personas pudientes.

Monterroso confirmó que estos centros "sí aparecen" recogidos en el apartado sobre educación de la memoria de actividades, donde "está toda la información", y apostilló que "son para niños sin recursos". Respecto al resto de proyectos en Guatemala y Perú, la responsable de Intervida incidió en que "existen" y les ha "dado seguimiento", habiendo "trabajado incluso en alguno de ellos".

En opinión de Ángel Miret, uno de los tres administradores judiciales de Intervida, la memoria "garantiza, hasta donde razonablemente se puede" la existencia de los proyectos de ayuda al desarrollo que la entidad mantiene en ejecución en distintos países del Sur.

CONTROL INTERNO Y CONFIANZA

Según contó Miret a Europa Press, cuando se trata de Guatemala, donde Intervida está presente en 1.832 colegios, "el control material y físico, es decir, la palpación de la escuela, es imposible hacerla" ya que "no se puede enviar una delegación a todo el mundo" para visitar todas las iniciativas en las que la ONG, la más grande de España, está presente.

Sobre la existencia o no de las citadas "escuelas de élite", sobre las que afirmó que "hay un proceso de información", Miret recordó que "en la querella no estaban ni identificadas". "Nosotros no hemos podido ver la equivalencia entre estas escuelas y la memoria del 2006", apuntó.

"Hasta donde hemos llegado en nuestros controles y en nuestros sistemas de información de facturas, construcción y demás, estas actividades que ponen en la memoria son actividades que efectivamente se han realizado", apuntó Miret, quien afirmó tener "la convicción absoluta hasta donde se puede tener" de que los proyectos reseñados son tal y como aparecen.

"Otra cosa es el análisis pormenorizado de cada entidad y de cada escuela, centro sanitario y cada infraestructura. Eso son centenares de miles de facturas", agregó.

Asimismo, Miret señaló que, además de "los circuitos internos de control" en que "se fundamenta la entidad" y que la administración actual "ha revisado antes de dar el visto bueno a la memoria", hay también un "componente de confianza" en los equipos humanos, personas como Monterroso, que ha mantenido su cargo pese a la intervención judicial o Juan Manuel Costa, anterior director nacional y actual director general de Fundación Intervida.

"Las personas que no nos merecen esta confianza por distintos motivos han sido desplazados de la organización: personas con las que nosotros no teníamos ningún indicio de culpabilidad sino, simplemente, una pérdida de confianza", apostilló el administrador actual de Intervida.