22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • 9 de agosto de 2010

    Soldados y cooperantes atienden a más de un millón de afectados por las lluvias pese al mal tiempo en Pakistán

    Soldados y cooperantes atienden a más de un millón de afectados por las lluvias pese al mal tiempo en Pakistán
    EP

    MINGORA (PAKISTÁN), 9 Ago. (Reuters/EP) -

    Soldados y cooperantes humanitarios han logrado este lunes atender al menos a un millón de afectados por los desprendimientos de tierra ocurridos en Pakistán. Las malas condiciones meteorológicas impiden el uso de helicópteros desde hace dos días en algunas partes y están haciendo empeorar la situación de más de 13 millones de personas --cerca del ocho por ciento de la población--.

    En el valle del Swat los militares y activistas están utilizando mulas o viajan a pie, informó el portavoz del Ejército Mushtak Jan. "Cerca de un millón de personas están atrapadas porque el principal enlace por carretera ha resultado dañado (...). Creemos que se han acabado la mayoría de las provisiones de los pueblos y necesitan suministros", añadió.

    El nivel de las aguas ha empezado a descender en algunas zonas del norte, pero en otras áreas desprovistas de masa forestal las inundaciones continúan aislando a comunidades enteras. Entretanto, más de un millón de vecinos de la provincia de Sindh (sur) han sido desalojados, aunque podrían ser más porque el punto álgido de las crecidas todavía no ha llegado al mar.

    Naciones Unidas estima que el número de civiles que han perdido sus hogares o fuentes de ingresos, y que por tanto necesitarán ayuda a corto o medio plazo, va a superar al de esta misma cifra tras el tsunami que en 2004 asoló las costas del océano Índico y acabó con la vida de 236.000 personas. Desde el inicio de las lluvias en Pakistán, hace 10 meses, se han registrado más de 1.600 víctimas mortales y dos millones se han quedado sin hogar.

    Los soldados lamentan que muchos damnificados son reacios a abandonar sus casas, lo cual complica las labores de rescate. Por otro lado, las organizaciones caritativas relacionadas con los milicianos están aprovechando el vacío dejado por el Gobierno y están atendiendo a miles de afectados.

    Las lluvias también han hecho acto de presencia en la vecina India, donde helicópteros militares han evacuado a unos 150 extranjeros que pasaban sus vacaciones en la región de Ladaj (Himalaya). En esta misma zona han muerto 156 personas a causa de las inundaciones.

    Pakistán ya prevé que tendrá que recibir durante los próximos meses partidas multimillonarias del exterior para hacer frente a la crisis.