3 de abril de 2020
9 de enero de 2008

Soria prevé que la empresa biotecnológica española represente en 2010 el 1,6% del PIB y genere unos 100.000 empleos

Dice que aunque la Biotecnología equivalía en 2005 al 0,6% del PIB, su avance repercute en sectores que representan el 20% del Producto

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, aseguró hoy que de mantenerse el actual ritmo de crecimiento empresarial en el sector biotecnológico en España, donde crece un 17 por ciento más que la media de la Unión Europea y un 10 por ciento más que en Estados Unidos, este sector podría llegar a representar el 1,6 por ciento del PIB de nuestro país y poner en marcha un total de 100.000 empleos.

Durante la presentación en Madrid del programa de becas en investigación biomédica para jóvenes talentos de La Caixa, Soria explicó que en 2003 se crearon en nuestro país un total de 149 empresas biotecnológicas y que en el 2006 esta cifra se elevó hasta las 216 nuevas compañías. "La facturación en el sector en 2004 fue de 4.000 millones de euros y daba empleo a 36.000 personas", resaltó.

Para el ministro de Sanidad, aunque el reciente informe de la Fundación Genoma España señale que en 2005 la Biotecnología española sólo equivalía al 0,6 por ciento del PIB nacional, con una facturación de 5.359 millones de euros, su peso es "muy importante porque sus efectos repercuten en sectores productivos que representan más del 20 por ciento del Producto Interior Bruto del país".

"España no podía quedar al margen en un momento tan crucial y el gobierno está tratando de facilitar y potenciar el desarrollo de la investigación biomédica y para ello resulta imprescindible la colaboración de los gobiernos autonómicos, de otros organismos públicos, de la universidad, de la industria farmacéutica y del sector privado", aseveró.

Soria dijo que la Biotecnología juega un papel "importante" en la investigación y el desarrollo tecnológico, actividades a través de las que se obtienen "beneficios en la salud de la población" y que han experimentado en los últimos años un "avance vertiginoso" que ha logrado que el investigador "ya no sea aquel científico lejano y ajeno a la realidad social de los ciudadanos para los que trabaja".

LA BIOTECNOLOGÍA, "CLAVE" DE DESARROLLO Y SALUD.

"El avance de la investigación en biotecnología y salud es ya un proceso imparable (...) Ahora bien, del empeño, del convencimiento y de los esfuerzos que se empleen en ello dependerá el ritmo con el que avance y por tanto, el que algunos pacientes afectados por determinados procesos puedan tener expectativas distintas", indicó.

Por otra parte, el ministro destacó también el rol "clave" que desempeña la investigación y el desarrollo tecnológico en el desarrollo económico de un país, un convencimiento que según Soria, llevó a que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "ya en su discurso de investidura se comprometiera a invertir en I+D un 25 por ciento más que en la anterior legislatura". "Este compromiso ha sido superado tras el esfuerzo inversor de los compromisos anteriores y el incremento de más del 17 por ciento para este año, consiguiendo así duplicar la inversión en I+D+i", anotó.

"El Plan Nacional de I+D+i 2008-2010 contempla cinco áreas estratégicas de futuro, dos de las cuales --la salud y la biotecnología-- nos afectan directamente y una tercera --la de Nanotecnología y la de Nanociencia-- inciden también de manera importante. El Gobierno tiene previsto conseguir con este plan dedicar a investigación y desarrollo en 210 el 2 por ciento del PIB frente al 1,07 por ciento que se destinó en 2004", avanzó.

UNAS 160 BECAS Y 19 MILLONES DE EUROS.

Soria asistió esta mañana junto al presidente de La Caixa y de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, a la presentación delas 160 becas que esta compañía concederá hasta 2010 y que permitirá a jóvenes investigadores, españoles y extranjeros, incorporarse a los equipos de los cuatro institutos de Biomedicina más importantes de España, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el Centro Nacional de Biomedicina (CNB-CSIC), el Centro de Regulación Genómica (CRG) y el Instituto de Investigación Biomédica (IRB).

Con una dotación de 19,5 millones de euros, cada becado tendrá 1.500 euros netos mensuales durante los dos primeros años y 1.700 euros los dos años siguientes, más una cantidad anual para sufragar gastos de viajes a seminarios. Para este 2008, la Caixa prevé destinar 321,3 millones de euros a sus programas educativos y de investigación, un 19 por ciento más que el pasado 2007.

Según explicó Fainé, durante los 26 años de trayectoria de este programa, La Caixa "ha sufragado los estudios de posgrado de 2.400 universitarios españoles con una inversión total de 93,7 millones de euros". "El proyecto recoge la necesidad de impulsar la investigación en España con el mecenazgo de entidades privadas y la conveniencia de importar talentos de otros países a los grupos de investigación que desarrollan programas científicos en este país", concluyó.